25/02/2017 Mendoza

Comenzaron los estudios para construir la represa Portezuelo del Viento

Los estudios geológicos y de impacto ambiental que la Empresa Mendocina de Energia fueron licitados en noviembre del 2016.

Por Corresponsal

La Empresa Mendocina de Energía (Emesa), dependiente del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, firmó ayer los contratos de adjudicación de la primera etapa de los estudios complementarios para el proyecto hidroeléctrico Portezuelo del Viento, con las empresas Knigth Piésold y Jaime Lande y Asociados, informó hoy la cartera económica provincial.

Se trata de informes geológicos y de impacto ambiental que Emesa licitó en noviembre del 2016.

En esta oportunidad se adjudicaron los análisis de impacto ambiental a la consultora internacional Knigth Piésold, y los estudios geológicos en la zona de la presa a la empresa argentina Jaime Lande y asociados.


Las consultoras, que ya comenzaron con los trabajos, tendrán un plazo aproximado de 30 días de tareas de campo para finalizar los informes correspondientes, que se prevé estén listos para mediados de abril.

En una segunda etapa se espera llamar a licitación para los estudios de optimización de ingeniería del proyecto original, que busca reducir los riesgos de las excavaciones para la inversión de la presa.

También se licitarán los informes geológicos, geotécnicos, arqueológicos, paleontológicos, sociales y de patrimonio.

Los estudios complementarios geológicos y de impacto ambiental son financiados con fondos propios de Emesa provenientes de las ganancias que dejó la venta de los proyectos mendocinos que ganaron en las etapas del Plan de Energías Renovables Argentina 2016-2025, se informó.

El Proyecto hidroeléctrico Portezuelo del Viento es una central hidroeléctrica que se construirá sobre el río Grande, en el sur de la provincia de Mendoza, y se ha previsto como el componente más importante de un complejo formado por cinco centrales que se instalarían sobre ese río.

Proyectada inicialmente por Juan Domingo Perón en 1950, viene sufriendo dilaciones desde entonces, y más recientemente se “calentó” una vieja disputa entre Mendoza y La Pampa por la cuenca del río Atuel.

Pero finalmente en noviembre del año pasado, el Coirco (Consejo Interjurisdiccional del Río Colorado), cuenca incluye todos los afluentes que conforman el curso de agua que desemboca en el Océano Atlántico, conformado por las provincias que aportan a ese sistema hídrico (Mendoza, Neuquén, Río Negro, Buenos Aires y La Pampa), a excepción de la última, le dieron vía verde al proyecto.