19/02/2017 Italia

Renzi present su renuncia formal al Partido Democrtico y busca evitar la escisin

El ex primer ministro italiano Matteo Renzi dimitió como secretario general del Partido Democrático (PD), según se anunció este domingo en la asamblea del grupo político, decisiva para su futuro ante las críticas de una minoría que amenaza con la escisión.

Por Corresponsal

El ex primer ministro italiano Matteo Renzi presentó su renuncia formal como secretario general del oficialista Partido Democrático (PD) y, con la amenaza de escisión de un sector minoritario aún latente, se inició el Congreso partidario para definir nuevas autoridades y al próximo candidato a jefe de gobierno.

Renzi presentó su dimisión como máxima autoridad del oficialismo italiano antes de la reunión de Asamblea Nacional a la que el PD llegaba con las amenazas de ruptura de parte de un sector minoritario y crítico a la conducción del hasta hoy secretario general.

Tras el alejamiento de Renzi, el PD inició hoy el camino a su Congreso, que en los próximos cuatro meses deberá elegir nuevas autoridades, anunció el presidente de la fuerza, Matteo Orfini, tras casi siete horas de debate.

Si bien durante la Asamblea los sectores contrarios a la conducción de Renzi se habían mostrados favorables a un acercamiento y manifestaron su "confianza" en el hasta hoy secretario, dos horas después emitieron un duro comunicado culpando al ex premier de alejar las posturas.

"Hoy nuestras intervenciones en la Asamblea fueron un enésimo y generoso intento de unidad, pero lamentablemente no fue escuchado", criticaron en un comunicado conjunto el diputado Roberto Speranza, y los presidentes de las regiones de Apulia, Emiliano, y Toscana, Enrico Rossi.



"Es Renzi quien al no respondernos elige la vía de la escisión", criticaron al ex premier por no haber hecho una declaración final y tensando nuevamente la cuerda hasta el encuentro del martes.

Ningún miembro del partido logró reunir hoy el quórum necesario para ser ungido secretario general para completar el mandato de Renzi previsto hasta 2018, por lo que se dio por iniciada la fase de Congreso, de la que el martes se dará un cronograma tentativo, agregó Orfini.

El principal punto de discordia entre el renzismo y la minoría conocida como los "socialistas democráticos", donde se encuentran Speranza, Rossi y Emliano, era la fecha en la que debe convocarse el congreso partidario que renovará autoridades y elegirá candidato para las próximas elecciones generales en Italia. 

Si bien los tres disidentes anunciaron públicamente sus intenciones de enfrentar a Renzi en las primarias aún sin fecha, algunos sectores del PD piensan que podrían renunciar a sus candidaturas en favor de la del actual ministro de Justicia Andrea Orlando, quien en las últimas semanas intenta mostrarse como puente entre los dos sectores.



El sector leal a Renzi se impuso con su postura de un congreso que decida las autoridades para abril o mayo próximos, mientras el ala minoritaria presionaba por estirar la renovación de autoridades hasta fin de año y al mismo tiempo pide una declaración explícita de apoyo al gobierno del primer ministro Paolo Gentiloni hasta 2018.

"Peor que una escisión es el chantaje; no pueden pedirle a quien renuncia para hacer el congreso que no se candidatee para evitar la escisión, no es una regla democrática", criticó Renzi a la minoría que sigue amenazando con romper el partido inclsuo después de terminada la Asamblea. 

El lunes pasado, Renzi había anunciado el "cierre de un ciclo" al frente de la conducción partidaria iniciado en diciembre de 2013, una posición que le permitió dar el salto a la Presidencia del Consejo de Ministros de Italia entre el 22 de febrero de 2014 y su reciente renuncia en diciembre de 2016.