16/02/2017 ciencia

Los 500 investigadores excludos sern insertados aunque "no en el Conicet", dijo Baraao

Serán insertados en el sistema científico argentino pero “no en el Conicet”, afirmó el ministro de Ciencia y Tecnología.

“El tema de los ingresos al Conicet: responsablemente no podemos seguir tomando mil; yo no estaría dispuesto a tomar mil (doctorados ingresantes a Carrera del Investigador Científico Tecnológico) porque es necesario adecuar la curva de crecimiento a una cuestión razonable”, dijo Barañao en rueda de prensa de la que participó Télam.

Ante el planteo de Télam sobre que él firmó un acta que dice que va a reinsertar a 500 investigadores, el ministro respondió: "No en el Conicet. Los vamos a insertar en el sistema científico argentino".

El acta fue firmada por una decena de organizaciones científicas y educativas con Barañao y el presidente del Conicet, Alejandro Cecatto, tras la toma en diciembre y por una semana del Ministerio, en Palermo.

“Queremos que el sistema científico crezca pero armónicamente, no solamente en el Conicet sino en todas las instituciones. La negociación la estamos haciendo a nivel político, asumiendo que hubo un cambio de información brusco en esta convocatoria”, planteó Barañao.

El ministro dijo: “Por eso queremos que, de ahora en más, sea previsible el ingreso”, que quedó establecido en 450 vacantes nuevas para la convocatoria del año en curso -empleo a concretarse en 2018-, un 50 por ciento dirigido a temas estratégicos y tecnológicos y un 50 por ciento a temas libres en la investigación básica, para los 240 institutos del Conicet.

Cecatto planteó que, de unos 1,300 postulantes doctorados que se presentaban al ingreso a Carrera, “lo que venía haciendo Conicet era asumir que todos los recomendados entraban, que venían siendo entre 800 y 900 personas”.

“El Conicet venía absorbiendo todos los recursos humanos (doctorados), y la misión del Conicet es formar recursos humanos para el país, (donde) hay alrededor de 40 mil plazas de dedicación exclusiva en el sistema científico tecnológico argentino”, en el que debería haber anualmente mil puestos para incorporar a estos doctores, razonó Cecatto.

Ese sistema científico argentino “tiene solamente un ocho por ciento de personal que tiene título de doctor, y el resto del sistema si sacamos al Conicet tiene apenas el seis por ciento de su planta con doctores: nosotros formamos 800 o 900 doctores por año; ¿por qué, si ingresamos a 450, los otros no pueden incorporarse al resto del sistema, universidades y organismos?

“Si redujéramos el número de becas (doctorales y posdoctorales), sí sería un ajuste al sistema de ciencia y tecnología, porque estaríamos dejando de producir recursos de alta capacitación”, concluyó Cecatto.

Barañao enfatizó que el objetivo es “llegar a 14.000 investigadores en el Conicet” -que actualmente son 10.000- para equiparar los 450 egresos por jubilaciones con los 450 ingresos por convocatoria: “es un crecimiento sustentable garantizando los estándares de calidad que queremos tener“, definió.

“Lo he admitido públicamente: el presupuesto que tenemos fijado por el Congreso es inferior al que hemos ejecutado en otros años y lo vamos a compensar como se ha compensado en el 2016 respecto a lo que tenía en 2015; históricamente, siempre hemos logrado mayor financiamiento que el original”, expresó.

“El presupuesto que dieron, ¿alcanza? No. No alcanza. Pero va a alcanzar porque tenemos compromiso de recibir los fondos adicionales ya que además tenemos compromisos ineludibles de contratos que tenemos que honrar”, principal argumento por el que soy optimista de que vamos a cumplir con todos los objetivos, aseguró Barañao.