Internacional

16-02-2017 12:30 - Siria

No hubo acuerdo sobre la supervisión de la tregua

Las delegaciones del Gobierno, la oposición armada, Irán, Turquía y Rusia no consensuaron un seguimiento del alto el fuego en las negociaciones en Astaná, capital de Kazajistán.

Telam SE
16-02-2017 | 12:30

Telam SE
Las negociaciones en Astaná, capital de Kazajistán, entre el Gobierno de Siria y la oposición armada concluyeron este jueves sin acuerdo para el seguimiento y supervisión del alto el fuego que rige desde el 30 de diciembre.

"No se ha firmado nada por el incumplimiento del acuerdo anterior, incluidas las condiciones del alto el fuego", dijo a la prensa al concluir la reunión de alto nivel el jefe de la delegación opositora, Mohammed Alloush, líder del influyente grupo armado Jaysh al-Islam (Ejército del Islám).

La delegaciones del Gobierno y la oposición armada debían estampar su firma en dos documentos: uno sobre el plan detallado para implementar el alto el fuego y otro relativo a las detalles de la creación de un grupo operativo para su supervisión.

La delegación de Rusia, uno de los países que más ha hecho por impulsar el proceso de Astaná, hizo una lectura más positiva sobre los resultados de las negociaciones.

"Podemos hablar de éxito, de un acontecimiento importante, porque las negociaciones han durado dos días y se han compuesto de largas y detalladas consultas bilaterales y trilaterales", dijo el jefe adjunto de la delegación rusa en Astaná, Serguéi Vershinin.

Los tres países garantes de la tregua -Rusia, Turquía e Irán- sí adoptaron un acuerdo sobre la creación de un grupo operativo para su supervisión, pese a que la oposición armada, según se desprende de las declaraciones de Alloush, no quiso firmar el documento sobre ese mecanismo.

El grupo operativo, en el que se integrarán técnicos de los países garantes, "trabajará de forma regular sobre el cumplimiento del cese de las hostilidades y para que terminen las violaciones" del alto el fuego, explicó Vershinin.

"No hay duda de que las negociaciones no son fáciles. Entendemos que hay mucha desconfianza entre las partes sirias y queda mucho por hacer, pero son sin duda unos resultados esperanzadores" que sientan las bases para la ronda de negociaciones de paz convocada en Ginebra para el próximo 23 de febrero, agregó.

También te puede interesar