13/02/2017 Francia

Nuevas protestas contra la violencia policial dejan 12 detenidos

En una nueva noche de protestas que tuvo su epicentro en Drancy, se registraron disturbios que desembocaron en la quema de algunos coches y se destrozó mobiliario urbano.

Por duodécima noche consecutiva, los distritos periféricos de París volvieron a ser el escenario de protestas y enfrentamientos entre policías y jóvenes que protestan contra el abuso policial, en un escenario en el que los disturbios comienzan a meterse en la agenda política y electoral.

Una docena de detenidos fue el saldo de una nueva noche de protestas que esta vez tuvo su epicentro en el municipio de Drancy, donde se registraron disturbios que desembocaron en la quema de algunos coches y se destrozó mobiliario urbano.

Desde hace doce días, jóvenes de los barrios y distritos periféricos de París se encuentran en pie de guerra luego de que durante un intento de arresto, Théo, un joven de 22 años y raza negra, denunció que fue violado con una cachiporra extensible por uno de los cuatro agentes de una patrulla policial.

Pese a que los policías implicados fueron imputados por diferentes delitos -uno de los policías imputado por violación y otros tres presentes acusados de actos de violencia voluntaria- el primer informe oficial elaborado por la Inspección General de la Policía, aseguró que la violación, que provocó su hospitalización, fue "accidental" y no voluntaria.

Si bien el Ejecutivo francés intentó contener el conflicto fustigando la actuación policial, incluso el propio presidente Francois Hollande visitó al joven agredido, los repetidos incidentes amenazan con meterse como tema de la campaña para las elecciones presidenciales de mayo próximo.

El ministro francés del Interior, Bruno Le Roux, hizo un llamamiento a la calma y aseguró que no tolerará actos violentos por parte de ninguno de los dos bandos, en una implícita respuesta a las críticas vertidas por la candidata del Frente Nacional, Marine Le
Pen, que afirmó que "por principio" apoya a la policía.



"No será aceptada ninguna deriva", indicó el ministro, que pidió confianza en la justicia y respeto para las fuerzas del orden, y subrayó que la investigación en marcha "hará su trabajo sin ninguna presión".

 


Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/460713
etiquetas