14/01/2017 Medicina sustentable

Chaco cuenta con el primer quirfano iluminado con energa solar

Funciona desde fines del año pasado en el hospital "9 de Julio" de Las Breñas el primer quirófano del sistema de salud de la provincia iluminado con energía solar.

El médico chaqueño explicó que el sistema fue creado por el ingeniero electrónico Daniel Ferreyra, radicado en la provincia de Misiones, quién llegó en noviembre último a Las Breñas, ubicada a 260 kilómetros al sudoeste de Resistencia, con la propuesta de promocionar nebulizadores a energía solar.

La circunstancial salida de servicio del equipo de generación de energía eléctrica del hospital “9 de Julio” que se utilizaba cuando se interrumpía la provisión habitual llevó al médico a consultar al ingeniero sobre una solución alternativa, con “la posibilidad de conseguir a través de la energía solar el reemplazo de energía para el quirófano”.



Ferreyra comenzó a trabajar y el intercambio de ideas entre el médico y el ingeniero siguió por correo electrónico, hasta que “llegó a Las Breñas el 26 de diciembre y después de trabajar bastante, puso en funcionamiento el sistema al día siguiente y, desde entonces, no volvimos a utilizar en ese sector la energía tradicional”, contó el director del hospital.

El ingeniero indicó que de acuerdo a lo que se conoce públicamente “este es el primero o uno de los primeros equipos de este tipo instalado en el país”.

“El equipo no pierde su carga, ya que repone todo el tiempo, incluso sin la vista del sol ya que los fotones siguen bajando cuando está nublando y se puede usar el sistema lumínico las veinticuatro horas, con lo que se cubren los turnos en el hospital para que se realicen las cirugía”, explicó.

Ferreyra aseguró que el sistema posee un contenedor de baterías donde se acumula la energía que produce el panel solar, ubicado en el techo de la zona de quirófanos, que alimentan al sistema de luces led.



En el quirófano se instalaron “luces led que funcionan con luz solar para este quirófano que requiere entre 800 y 1000 lumens (intensidad luminosa) para un buen funcionamiento y el equipo de satélites de cialíticas que instalamos produce 970 lumens”, destacó.

Luego marcó que las “lámparas cialíticas son las que iluminan el área quirúrgica para lograr una óptima visualización de los objetos pequeños, de bajo contraste a profundidades variables, en incisiones y cavidades del cuerpo; ya que las manos, las cabezas y los instrumentos pueden obstaculizar el campo quirúrgico, estas lámparas están diseñadas para reducir las sombras y minimizar la distorsión del color”.

Torgoff anticipó que “ya se proyecta ampliar la capacidad de recibir energía eléctrica para el funcionamiento del segundo quirófano, donde se hacen cirugías laparoscópicas, y en la sala de partos, como así también en el servicio de laboratorio y de guardia de emergencias”.


etiquetas