05/01/2017 Siria

La tensin por el agua para Damasco enfrenta a los garantes de la tregua

La tensión entre Irán y Turquía aumentó por la lucha del gobierno sirio y Hezbollah contra los rebeldes que controlan la provisión de agua en la capital.

La tensión entre Irán y Turquía -garantes junto a Rusia del cese de fuego en Siria- aumentó por la lucha del gobierno sirio y Hezbollah contra los rebeldes que controlan la provisión de agua de Damasco, mientras en Alepo Este la población va retornando a sus viviendas aun sin los servicios básicos.


El jefe de la diplomacia turca, Mevlut Cavusoglu, acusó ayer a las milicias proiraníes y el ejército sirio de violar la tregua alcanzada por un acuerdo entre Rusia, Turquía e Irán, especialmente en la zona del Wadi Barada, que abastece de agua al 80% de la población de Damasco, capital de Siria.

Para Cavusoglu, las violaciones de la tregua pueden poner en peligro el acuerdo tripartito entre Teherán, Ankara y Moscú para alcanzar un alto el fuego en Siria. El canciller turco añadió que su país y Rusia -firme aliado de Damasco- trabajan en un nuevo acuerdo de sanciones contra los grupos que no lo cumplen.

El acuerdo prevé una nueva ronda de negociaciones entre el régimen sirio y la oposición, prevista para el 23 de enero en Astaná. Según Cavusoglu, las violaciones hacen peligrar la reunión programada.

El portavoz de la cancillería iraní, Bahram Qasemi, calificó de "no constructivas" las declaraciones de Cavusoglu, y retrucó que quienes violaban el alto el fuego pertenecían a la oposición armada siria respaldada por Ankara.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/404790