28/12/2016 Neuqun

Agredieron el auto en el que viajaba Macri

Un grupo de alrededor de diez personas lanzó piedras al vehículo en que se desplazaba el Presidente hacia el evento de inauguración del Centro de Interpretación e información Turística de Villa Traful, provocando la rotura de dos vidrios del rodado. El gobierno de Neuquén y dirigentes expresaron su repudio.

El vehículo en el que este miércoles se trasladaba el presidente Mauricio Macri hacia Villa Traful para encabezar el acto de inauguración de un Centro de Interpretación e Información Turística, fue agredido por "un grupo de alrededor de diez personas" que "lanzó piedras provocando la rotura de dos vidrios del rodado".


Así lo informó Presidencia a través de un comunicado de prensa difundido minutos después de que finalizara el acto, en el que precisó que "un grupo de alrededor de diez personas lanzó piedras al vehículo en que se desplazaba el presidente Mauricio Macri hacia el evento de inauguración del Centro de Interpretación e información Turística de Villa Traful, provocando la rotura de dos vidrios del rodado".

La información fue dada a conocer oficialmente instantes después de finalizado el acto, en el que el mandatario no hizo referencia a lo sucedido.

En el comunicado se consigna que, no obstante el episodio, "la agenda del Jefe de Estado continúa en forma normal".

Por otra parte, fuentes de la Comuna de Villa Traful indicaron a Télam que el Presidente fue trasladado en una Traffic de ese organismo desde el lugar en el que aterrizó el helicóptero hasta el sitio del acto inaugural, a lo largo de 300 metros.

La agresión provino de un contingente de la Asociación de Empleados del Estado (ATE), que estaban esperando el paso de la Traffic, que además de apedrear el vehículo tiraron una decena de bombas de estruendo, provocando un fuerte nerviosismo en la custodia presidencial, la policía neuquina y entre el público que esperaba la ceremonia.

Sin embargo, la Traffic llegó hasta el centro a inaugurar, el Presidente descendió tranquilo y encabezó el acto, como estaba previsto, luego de lo que regresó al helicóptero con la custodia reforzada y voló a Villa La Angostura, donde descansa en el Country Club Cumelén desde el domingo pasado.

En tanto, el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado de Neuquén (ATE), Carlos Quintriqueo, desmintió que integrantes de la organización hayan atacado el vehículo en el que se trasladó a Macri, aunque reconoció que le hicieron “un escrache” por los despidos producidos en organismos nacionales.

Quintriqueo, en declaraciones a Télam, admitió el "escrache al Presidente por los despidos de trabajadores en organismos nacionales” pero desmintió que hubieran arrojado piedras al vehículo que lo trasladaba.

“Nosotros no somos los responsables de los piedrazos”, aseguró el titular de la organización sindical.

El 12 de agosto último, el mandatario había sufrido un hecho similar en Mar del Plata, cuando manifestantes rodearon el auto que lo trasladaba en el barrio Belisario Roldán y le arrojaron piedras.

En aquella ocasión, Macri había anunciado obras e inversiones para mejorar el hábitat por 60 millones de pesos y tras las protestas, en un acto posterior, en Sierra de los Padres, afirmó que "aquellos que creen que el camino es la agresión, tienen que entender que el camino es el respeto al otro".