27/12/2016 Escenarios

Corina Fiorillo estrena el thriller “Dignidad” en el Maipo

La directora teatral Corina Fiorillo, ganadora este año del Ace de Oro, estrena el 5 de enero el thriller “Dignidad”, y prepara también la puesta de Tebas Land en Timbre 4, mientras se apresta para llevar a la tablas la primera aventura teatral de la productora de Sebastián Ortega Underground, con libro de Carla Moure, que todavía no definió su título.

Por Laura Ferré

 Con un recorrido de más de 35 obras, la mayoría realizadas en el ámbito teatral independiente, como "Nerium Park", del catalán Josep María Miró, donde dirigió a su amigo Claudio Tolcachir y a Paula Ransenberg, en una premiada puesta que vuelve a la cartelera en 2017, Fiorillo posee una trayectoria capaz de dar cuenta de su amor por las tablas, reflejado en su prepotencia de trabajo.

Formada en la música clásica y la física, la dedicación exigida por ambas disciplinas puede reconocerse en sus creaciones, por eso resulta habitual descubrirla multiplicándose en cada una de las funciones de sus obras, o cuando sube a las redes sociales imágenes de castings, o fotos de cenas junto a los elencos, con el entusiasmo intacto, preservado del cinismo o la soberbia.

La directora conversó con Télam en un bar porteño con aroma a especias, bien dispuesta a la palabra franca, libre del halo pretencioso que a veces rodea a los realizadores y dispuesta a hablar sobre teatro.

Télam: ¿El estreno de un thriller político como "Dignidad" es una apuesta arriesgada para la cartelera comercial de verano?
Corina Fiorillo: Se trata de una historia escrita por un joven español, Ignasi Vidal, que explora el mundo de las traiciones, el universo de esas amistades fuertes, con el plus de la militancia. Lino Patalano me convocó para el proyecto hace casi un año, pero precisé tomarme tiempo para armar el equipo, tengo a dos actores exquisitos como Roberto Vallejos y Gustavo Pardi, para transitar un texto que cada espectador, de acuerdo a sus convicciones, puede interpretar como mejor le convenga, ahí reside el riesgo de la obra y su capacidad para generar polémica.

T: ¿Tiene alguna cualidad especial dirigir duplas?
CF: Últimamente estoy al frente de puestas a dos voces. Tuve el placer y el lujo de dirigir a Tolca (Tolcachir) en "Nerium Park; en marzo, estrenamos "Tebas Land", con Lautaro Perotti, otro director y actor, junto a Gerardo Otero, en Timbre 4, son obras donde es preciso fortalecer el vínculo, la relación entre los dos intérpretes. En "Dignidad", por ejemplo, Vallejos y Pardi se miran a lo largo de las escenas y ya está, no se sueltan más, los dos tejen una red y eso se respira desde la platea.

T: Dirigió a Tolcachir, está ensayando con Perotti, directores en su faceta actoral, ¿Volvería a actuar?
CF: Al principio de mi carrera actué, pero desde que empecé a dirigir nunca volví a salir a escena, ya perdí la cuenta, pero llevo más de 30 y pico de obras dirigidas y, al contrario de lo que le sucede a Tolcachir, quien disfruta y necesita cada tanto retomar la actuación, a mí hoy me generaría unos nervios increíbles, me moriría de pudor al salir a escena.

T: ¿No existen esos nervios al dirigir?
CF: Para nada. Asisto a mis funciones, disfruto del estreno al máximo porque me parece que es una experiencia singular como un parto: puede tornarse difícil, pero se trata de la única vez en que vivís ese grado de desconocimiento acerca de lo que puede llegar a suceder. La última palabra que le digo a un actor en el abrazo antes de esa primera función, de salir al ruedo, es: ‘Disfrutátela’, porque es la base de un buen trabajo y creo que el público lo percibe.

T: ¿Se considera una buena armadora de equipos?
CF: Soy gran buscadora de con quienes voy a trabajar, porque la cualidad del grupo es muy importante En realidad, se pasa mucho tiempo en el montaje de una puesta: son meses de verse a diario durante 6 horas como mínimo. Cuando no te llevás bien, se torna un suplicio, encima el nivel creativo se arruina: te ponés menos generador de ideas o de recursos y empezás con la queja, no sentís ganas de ir a los ensayos. Aunque hay otras personas a quienes no los afecta, a mí me eleva, me hace mejor creadora cuando trabajo con gente que me estimula, personas con quienes puedo estar tranquila, relajada, sin la obligación de cuidarme. Vengo de un hogar bien familiero, contenedor, no me resulta fácil salir de ese esquema.

T: ¿La buena madera de un artista es tan importante como el talento?
CF: Más allá de lo que hacés, resulta vital quién sos, eso te define de verdad y consolida tu territorio, intento seleccionar buena gente, incluso cuando los grupos ya vienen diseñados de antemano por los productores, trato que las bolillas vayan cayendo en los lugares donde están los buenos. Creo que si cada uno, desde su lugar, se preocupara por el tema, la cancha de las buenas personas con buenos trabajos extendería sus límites. Un ejemplo claro es la figura de Tolcachir y lo construido en Timbre 4: él tiene la humildad que lo torna diferente y grande. Existen muchas personalidades talentosas y potentes, pero no hay muchos poseedores de los niveles de humildad y generosidad que él maneja, eso lo hace seguir y poder consolidar esos equipos formados por seres increíbles.

T: ¿La modifica en su labor diaria el Ace de Oro?
C F: Me agarró desprevenida, me pone feliz. Al día siguiente de recibirlo, cuando empecé a recibir las devoluciones de la gente del ambiente detecté algo ligado a la idea de reivindicación, la alegría porque lo había ganado una laburante, es la primera vez, además, que se premia a una directora, un signo en este año donde las mujeres estuvimos más concentradas que nunca en lograr ser escuchadas.

T: ¿La productora "Underground" la eligió para debutar en el universo del teatro?
CF: Sí, la obra se realizará en el Picadero aproximadamente para mediados de año, es un desafío arriesgarse a armonizar las claves propias de la escena con las marcas estéticas tan fuertes de las producciones de la firma encabezada por Sebastián Ortega.

"Dignidad", estrenará el jueves 5 de enero en Maipo Kabaret, Esmeralda 443, con funciones de miércoles a domingo, a las 21.30.