18/12/2016 Yemen

Yemen, un conflicto impulsado por Arabia Saudita y las bombas de Estados Unidos

A finales de marzo de 2015 y tras el triunfo del movimiento rebelde hutí sobre Arabia Saudita, férreos aliado de EEUU, armó una coalición para restituir al presidente reconocido por la comunidad internacional, Abdo Rabu Mansur Hadi.


El estado islmico mat a casi 50 soldados en un atentado en la catica Yemen

A finales de marzo de 2015 y tras el triunfo del movimiento rebelde hutí sobre gran parte del país más pobre del mundo árabe, Arabia Saudita, uno de los más férreos aliados de Estados Unidos en Medio Oriente, armó una inédita coalición de 10 Estados árabes para restituir al presidente reconocido por la comunidad internacional, Abdo Rabu Mansur Hadi.


Desde entonces los bombardeos aéreos de la coalición regional y los combates en el terreno entre los rebeldes hutíes y sus aliados, y las tribus y las milicias pro Hadi convirtieron a gran parte del país en un campo de batalla. Además, el vacío de poder y la espiral de violencia permitió el crecimiento de Al Qaeda y la instalación del EI, dos milicias religiosas radicales y brutales.



A lo largo de 2016, el Estado Islámico lanzó ataques y atentados en distintas provincias y ciudades, siempre aprovechando el caos, la desilusión y la destrucción provocada por casi dos años de guerra.



En sólo 25 años, Yemen, un país de 26 millones de habitantes, sufrió una guerra civil, uno de los episodios más intensos de la llamada Primavera Árabe, un levantamiento armado separatista, una campaña de bombardeos de drones estadounidenses aún en curso y, ahora, este conflicto regional.