15/12/2016 Grecia

Tsipras rechaz los "chantajes" financieros por la deuda griega y Hollande lo respald

En la última cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, el primer ministro heleno manifestó la posibilidad de avanzar sobre el desacuerdo de deuda de su país, aunque pidió respetar su soberanía.

Alexis Tsipras advirtió a su llegada a la última cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) en Bruselas, que la solución del desacuerdo de deuda entre Grecia y el resto de la eurozona deberá producirse “sin chantajes y con respeto a la soberanía” nacional.

Grecia rechaz los "chantajes" financieros por la deuda griega y Hollande lo respald

En el mismo sentido se expresó, al llegar a la cumbre, el presidente de Francia, Francois Hollande, quien pidió este jueves que la eurozona respete las "decisiones soberanas" de Grecia y abogó por un mayor alivio a la deuda helena, que aportaría estabilidad al país y al conjunto de la Unión Europea (UE).

"No se le puede pedir esfuerzos suplementarios a Grecia o impedirle que tome un cierto número de decisiones soberanas que respetan los compromisos adquiridos aquí mismo, en Bruselas, para encontrar una solución por el bien de Grecia", declaró el mandatario francés.



Estos pronunciamientos responden a las entidades acreedoras de la Unión Europea (UE), que decidieron el miércoles anular su ayuda para aliviar la pesada deuda externa griega, luego de que el gobierno anunciara que utilizará parte del superávit alcanzado este año para subir jubilaciones y bajar el IVA.

Pese a esta abierta presión a través el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), Tsipras decidió continuar con sus propuestas redistributivas y llamó a su bancada a someter los proyectos de ley este jueves en el Parlamento.

Toda la oposición, incluido el partido conservador Nueva Democracia, se pronunció a favor de los proyectos del oficialismo.

La semana pasada Tsipras había informado que el país terminaba el año con un superávit primario de 1.900 millones de euros, es decir, 1.000 millones más de lo esperado. Por tanto, anunció que se utilizaría parte de ese dinero -menos de 620 millones- para aumentar las jubilaciones mínimas, de 850 euros.



Desde que comenzó la crisis en Grecia, las jubilaciones no hicieron más que bajar y en la actualidad ya acumulan una reducción del 45%.

Además, Tsipras decidió suspender el aumento del IVA en varias islas del Mar Egeo, acordado con sus acreedores europeos y el FMI, en reconocimiento de la pesada carga que tienen con los 16.000 refugiados e inmigrantes que quedaron allí, luego de que el resto de los países de la UE cerraran sus fronteras y les prohibieran la entrada.

Tsipras se ve cara a cara en la Cumbre de Bruselas con quienes le bajaron el pulgar luego de repetidas promesas de iniciar la reestructuración de una deuda externa que la mayoría de los economistas renombrados del mundo coinciden es impagable.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/433112