01/12/2016 Colombia

El gobierno de Santos quiere implementar rpido el acuerdo de paz

"Lo que necesitamos ahora es certeza, acción, pasar a la implementación", remarcó el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, en una conferencia de prensa en la que explicó los pasos a seguir tras la aprobación legislativa del miércoles.

El gobierno de Colombia dio este jueves por seguro que “de inmediato” comenzará la implementación del acuerdo de paz con las FARC refrendado ya por el Congreso, con lo que busca despejar dudas al respecto, y anticipó que la próxima semana enviará al Legislativo los primeros proyectos derivados del entendimiento que podrá fin al conflicto interno.

Para el funcionario, los testimonios de las víctimas que intervinieron en las audiencias en el Senado el martes y en la Cámara el miércoles son una "evidencia de por qué hay que dar ya ese paso hacia la paz".

Saldada con la aprobación parlamentaria la incertidumbre que había abierto el triunfo del No en el plebiscito de octubre, las dudas se trasladaron a los pasos para la puesta en marcha en concreto del nuevo acuerdo, sobre todo porque también el gobierno y la guerrilla parecían tener diferencias sobre el llamado Día D.

Esa jornada de inicio, para el gobierno, es este mismo jueves, o sea, el día después de la refrendación. Para las FARC, en cambio, el Día D es aquel en el que se apruebe la amnistía para los insurgentes.

Según el cronograma aprobado hace cuatro meses, cinco días después de iniciada la implementación los cerca de 5.800 miembros de las FARC empezarán su movilización hacia las 27 “zonas veredales” en las que se concentrarán para preparar su reincorporación a la vida legal y deponer sus armas.

A los 90 días de ese inicio, las FARC entregarán 30% de sus armas, a los 120 días otro 30% y a los 150 días el 40% restante. A los 180 días del Día D, las Naciones Unidas sacarán todas las armas de los depósitos para fundirlas y elaborar tres monumentos que estarán en La Habana, Nueva York y Colombia.

El presidente Juan Manuel Santos, que por su esfuerzo para acabar con el conflicto armado fue galardonado este año con el Premio Nobel de la Paz, fue tajante el miércoles al señalar que el Día D es este jueves.

"En un mes todos los miembros de las FARC deben estar ya en estas zonas veredales y en seis meses tendremos el conflicto con las FARC totalmente finiquitado; ya no existirán las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia", dijo Santos.

Sin embargo, uno de los negociadores de las FARC, Félix Muñoz, más conocido con el alias de Pastor Alape, insistió en que su grupo no cree que el Día D arranque con la refrendación, porque faltan por definir asuntos como la ley de amnistía.

"El Día D no se ha definido; eso es generar falsas expectativas", advirtió Alape, que, igualmente, juzgó que ese no era un problema insalvable porque el proceso de paz "ya no tiene reversa".

A pesar de las diferencias, el proceso de paz ya superó las etapas más difíciles y se espera ahora que la Corte Constitucional autorice que el paquete de reformas que presentará el Gobierno para implementar el acuerdo sea aprobado por el Congreso mediante la vía rápida del "fast track".

Según el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, el gobierno espera la decisión de la Corte para saber cómo será el procedimiento, aunque ya se avanzó en el conjunto de reformas legislativas y constitucionales, varias de las cuales serán presentadas la próxima semana, entre ellas la ley de amnistía.

Mientras esa ley es aprobada, el gobierno indultará a algunos guerrilleros condenados por cometer delitos políticos.

“La ley de indulto será para los guerrilleros que no tienen delitos graves pendientes y que podrán regresar a sus hogares tan pronto esa ley quede aprobada, que podría ser antes que termine este año”, especuló Cristo.

El acuerdo aprobado por el Congreso complementa el firmado el 26 de septiembre pasado en Cartagena, que fue rechazado por los colombianos en el plebiscito del 2 de octubre.

Fue necesario un diálogo de varios días entre el Gobierno y los promotores del No para llegar a una presentación de unas 500 propuestas de modificaciones agrupadas en 57 ejes temáticos.

El grupo armado aceptó reabrir la negociación y entonces se hicieron cambios en 56 temas, tras lo cual se firmó un segundo acuerdo hace una semana. El único punto rechazado fue una exigencia de la derecha para que los guerrilleros que cometieron delitos no pudiesen participar en política.

A la aprobación del Senado, el martes, le siguió ayer la discusión en Diputados, que terminó con el visto bueno por 130 votos a 0, y el retiro de los 19 representantes de Centro Democrático (CD), del partido del ex presidente Álvaro Uribe, y ocho del Partido Conservador.

"Cámara de Colombia aprueba refrendación de #NuevoAcuerdo. Gratitud con Congreso por histórico respaldo a esperanza de paz de los colombianos", escribió Santos en la red Twitter.

La refredación del Congreso llegó en simultáneo con el nuevo anuncio de que el Ejecutivo y el ELN -la segunda guerrilla del país- retomarán el 10 de enero las conversaciones “para concretar de manera definitiva la fecha de instalación de la mesa pública" de negociación, aunque no está claro cuando será liberado el secuestrado ex congresista Odín Sánchez ni si serán indultados los dos guerrilleros que reclaman los insurgentes.

Para leer el cable de la noticia ingresar a: https://cablera.telam.com.ar/cable/426893