23/11/2016 aves

El guila coronada y el cardenal amarillo lograron premios para la conservacin ambiental

Durante la 7ma edición del Fondo para la Conservación Ambiental la temática fue "Biodiversidad y Conservación de Aves" y se premiaron varios de los 81 proyectos presentados.

Por Celia Carbajal

El monitoreo para la conservación del águila coronada, un ave amenazada del porte más grande que se puede ver en la región semiárida de Argentina, y la reinserción de cardenales amarillos en sus paisajes a partir de sus cantos, que son diferentes en cada región, resultaron proyectos ganadores de un estímulo a la investigación en conservación ambiental. 

Alrededor del 10 por ciento de esta fauna está amenazada y parte de sus ambientes se están perdiendo, informó la entidad Aves Argentinas, que celebra 100 años de existencia y patrocinó junto a una entidad bancaria el premio para cinco proyectos, con un estímulo de 100.000 pesos para cada uno.

En la 7ma edición del Fondo para la Conservación Ambiental la temática fue "Biodiversidad y Conservación de Aves", con 81 trabajos de diferentes regiones del país que abordan la pérdida y modificación de hábitat, interacción con especies exóticas invasoras, contaminación y caza furtiva, como peligro para las especies.

La "conservación del águila coronada (Buteogallus coronatus) en ambientes semiáridos del centro de Argentina", proyecto liderado por el biólogo José Sarasola, está dedicado a este ave de gran porte, con 80 centímetros de altura, 1,6 metros desde los extremos de las alas abiertas y tres kilos. 

"Hace cinco años empezamos un proyecto haciendo un seguimiento con emisores satelitales de los individuos juveniles, que tienen un área de dispersión por un montón de regiones hasta que se establecen en algún lugar", contó a Télam Sarasola, del Centro para el Estudio y Conservación de las Aves Rapaces de la Argentina, dependiente de la Universidad Nacional de La Pampa. 

La telemetría satelital mostró que los 'juveniles' marcados en La Pampa "transcurren por el sur de Mendoza, San Luis, Córdoba y Río Negro".

El águila coronada tiene distribución desde el sur de Brasil hasta el norte de la Patagonia argentina, y "es una de las especies de aves rapaces más amenazadas, con una población total estimada en menos de mil individuos", informó el investigador, doctor en Biología por la española Universidad de Sevilla.

"Pudimos constatar que las principales amenazas para el águila coronada tienen origen en el hombre: la mayoría de las aves que murieron fue por persecución y ataque con arma de fuego, y trabajamos hace años para un cambio de percepción de la gente", relató.

Ocurre que "se decía que el águila era un animal dañino que podía predar sobre el ganado doméstico, y en el estudio que hemos hecho filmando los nidos para ver qué tipo de presas le aportan los padres al pichón, vimos que son todas especies silestres -víboras, serpientes, armadillos-, pero no ovejas, cabras o chivas".

Otra razón de gran mortalidad de individuos es el ahogamiento en tanques 'australianos', que en la región semiárida se disponen para que beba el ganado, ante la falta de cursos naturales. 

Aunque por razones diferentes a las del águila, también el cardenal amarillo está "en peligro", amenazado por la captura para el mercado ilegal de aves de jaula.

La investigación de Bettina Mahler -doctora en Ciencias Biológicas por la Universidad de Buenos Aires e investigadora del Conciet- se dedica a los "Análisis genéticos y comportamentales para maximizar el éxito de las reintroducciones de cardenales amarillos (Gubernatrix cristata) decomisados".

"El estudio se propone como oportunidad de mejorar el manejo de estos individuos decomisados. Para esto se determinará su origen geográfico" en base a la respuesta ante distintos cantos, contó Mahler a Télam.

Como dialectos, "los cantos en estas aves cantoras son aprendidos, por lo cual, escuchan lo que se canta en su región y lo replican, reconociendo lo que les es familiar, lo que les da una pertenencia".

"Quisimos hacer algo con una especie amenazada que pudiera tener un efecto inmediato sobre la conservación de esta ave, que tiene muy pocas poblaciones aisladas en Corrientes, San Luis, La Pampa y Río Negro, lo que es la región del espinal", dijo la bióloga.

Los ejemplares incautados están en Temaikén, donde harán estudios genéticos a partir de una gota de sangre.

"Ya hicimos una prueba y podemos reconocer el lugar de proveniencia del individuo por la variabilidad genética, estudiando sitios del genoma que no están bajo selección sexual o natural", dijo de esta especie que no es perjudicada por la actividad ganadera, porque no afecta el espinal, pero sí por la agrícola, que le modifica el ambiente para la reproducción. 

Los otros proyectos premiados fueron "El rol de las comunidades locales en la conservación de especies amenazadas: la Gaviota de Olrog como caso de estudio", de Germán García; "Determinando el área de acción efectiva del Guacamayo verde (Ara militaris) en Argentina", de Germán Marateo.

También, "Mamíferos introducidos en el área insular del Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral (Chubut) y su posible impacto sobre las poblaciones de aves marinas", de Sofía Alderete."Quisimos hacer algo con una especie amenazada que pudiera tener un efecto inmediato sobre la conservación de esta ave, que tiene muy pocas poblaciones aisladas en Corrientes, San Luis, La Pampa y Río Negro, lo que es la región del espinal", dijo la bióloga.

Los ejemplares incautados están en Temaikén, donde harán estudios genéticos a partir de una gota de sangre.

"Ya hicimos una prueba y podemos reconocer el lugar de proveniencia del individuo por la variabilidad genética, estudiando sitios del genoma que no están bajo selección sexual o natural", dijo de esta especie que no es perjudicada por la actividad ganadera, porque no afecta el espinal, pero sí por la agrícola, que le modifica el ambiente para la reproducción.

Los otros proyectos premiados fueron "El rol de las comunidades locales en la conservación de especies amenazadas: la Gaviota de Olrog como caso de estudio", de Germán García; "Determinando el área de acción efectiva del Guacamayo verde (Ara militaris) en Argentina", de Germán Marateo.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/422729
etiquetas