15/11/2016 percusin

No Chilla y Perer celebran su "hermandad musical"

El grupo argentino de percusión y el músico brasileño Sergio Pererê presentarán este jueves el disco conjunto “Viamão”, con el que sellaron su “hermandad musical” basada en la exploración de ritmos afrolatinos, en el Xirgu Espacio Untref.


“Lo que se podrá ver el jueves es la presentación de un disco hecho en colaboración entre un grupo de percusión que trabaja sobre ritmos afrolatinos y un músico e investigador brasileño. Estamos muy contentos con el resultado del disco porque es una fiel muestra de ese encuentro”, dijo a Télam el integrante de No Chilla Sebastián Scigliano.

Se tratará del cierre de una gira que se inició en las ciudades brasileñas de Belo Horizonte, San Pablo, Río de Janeiro y Ouro Preto, y continuó en La Plata y las localidades entrerrianas de Colón y Villa Elisa.

En diálogo con Télam, Scigliano dio detalles de la sociedad musical sellada con el brasileño y brindó precisiones que permiten un acercamiento al nuevo disco.

-¿Cómo tomaron contacto con Pererê?
-Con el grupo estábamos investigando los ritmos afromineiros, que es una tradición negra brasileña poca conocida en Argentina. Nos interesaba porque se toca con un bombo muy parecido a nuestro bombo legüero. Como nosotros investigamos sobre las tradiciones americanas y sus cruces, eso nos llevó a viajar a Belo Horizonte, ahí conocimos a Sergio y, en función de esas inquietudes comunes, nos empezamos a relacionar. Él también es un estudioso, un músico muy inquieto. Toca un charango pero lo usa como si fuera un arpa africana. Es un tipo con mucha apertura musical, que le gusta mezclar mucho su música, así que cuando nos conocimos, de movida nos llevamos bien. Tenemos una relación muy musical y de intereses comunes por los ritmos afroamericanos y, especialmente, de Mina Gerais.

-¿Cómo surge la idea de grabar un disco?
-Viajamos muchas veces, tocamos juntos en muchos conciertos y, en uno de esos viajes, decidimos grabar algunos temas. Grabamos ahí, en un pueblito llamado Viamão, por eso el nombre del disco. Así que volvimos con seis temas grabados y masterizados, que fue la primera parte del disco.

-A diferencia de otros grupos de percusión, la melodía está muy presente en este disco, ¿qué nos puede decir al respecto?
-Creo que el encuentro con Sergio se da precisamente por ser un grupo de percusión que trabaja sobre las melodías. Nosotros somos un grupo raro porque estamos en una búsqueda que no es tan habitual. Tocamos instrumentos de percusión pero muchos de ellos produces melodías. Tocamos kalimbas, instrumentos africanos que tienen sonoridades melódicas, arpas de boca, berinbau con distintas afinaciones. Lo melódico está en No Chilla antes de conocer a Sergio. En realidad, el encuentro seguramente fue tan fluido porque nuestra búsqueda se emparenta con lo que él hace.

-¿Qué elementos de música argentina y cuáles de música brasileña son más reconocibles en esta fusión?
-Nosotros usamos bombo legüero, Sergio toca el charango, así que lo argentino aparece en cosas así, pero todo está mezclado. Nosotros usamos el berinbau y el pandeiro también, así que ahí está lo brasileño. Creo que cuando se profundiza un poco se encuentran muchas cosas en común entre ritmos de diferentes regiones.

-¿Planean grabar más discos juntos?
-Ojalá se dé. Los dos somos muy inquietos y estamos produciendo cosas. Lo que pasó con el disco fue una sorpresa, así que diría que es una primera etapa. Está en carpeta una producción audiovisual. No sé cómo será, pero conociendo la historia de los dos seguramente seguirá la relación. Es un gusto compartir con Sergio la música y, además, se armó una especie de hermandad que hace que queramos seguir tocando juntos.

Para leer el cable de la noticia acceder a http://cablera.telam.com.ar/cable/417800