05/10/2016 Tucumn

Las denuncias de Juan Viroche, el cura que fue hallado ahorcado

En las redes sociales o en procesiones, el “Padre Juan” denunció venta de drogas, inacción de las autoridades y "una amenaza disfrazada de robo".

Juan Viroche, el cura encontrado muerto en la casa parroquial de la localidad tucumana de La Florida, ya había expresado públicamente las problemáticas que sufría su comunidad. "No soy profeta de calamidades pero esto está poniéndose muy feo”, dijo. Y también denunció una "amenaza disfrazada de robo", luego que le sustrajeran la corona de la Vírgen en la parroquia.

En días previos al 8 de diciembre de 2015, manos anónimas habían robado la imagen de la Virgen del Valle. En oportunidad de la tradicional procesión de esa fecha, el “padre Juan”, megáfono en mano, remarcaba que entre los asistentes estaban “los que queremos que nuestros hijo puedan salir y volver, sanos y salvos. Los que queremos que no se siga robando, ni maltratando, ni agrediendo … Como cada 8 de diciembre estamos los que nos duele el atropello a la dignidad de la persona.”

Video de la procesin de diciembre de 2015


“Podemos decir que viene de otra parte, que la policía no da abasto, pero acá también es Tucumán” agregaba el cura, a la vez que se lamentaba sobre “que hay en el interior de una persona que es capaz de matar, de agredir a otro. Que hay en el interior de las personas que envenenan a nuestros hijos. Quée madre no sufre cuando un hijo roba, que madre no sufre cuando un hijo se droga. El amor nos hace decir basta, porque hay un compromiso de crecer como hermanos (...) No queremos que se atente nuevamente contra la vida, que son nuestros hijos, que sos vos, que soy yo y es nuestra familia”.

El 9 de septiembre ultimo, el párroco de La Florida recordaba en un post de su página de Facebook, el episodio del robo a la Virgen: “Entonces advertía que venían tiempos difíciles y que la cosa no se iba a solucionar como por arte de magia ni milagrosamente, pocos escucharon y hasta hubo burlas e ironías, después se hizo una marcha en la sede parroquial por el robo de la corona de la Vírgen que, lejos de ser un robo fue una amenaza disfrazada de robo me dijo la policía y varios de la comunidad parroquial, sin embargo las cosas no quedaron ahí, la inseguridad siguió creciendo”.

"La venta de droga y las mentiras de quienes pueden sentarse a la mesa y dialogar buscando una solución no se hacen presente porque el interior muchas veces solo sirve para tiempo de elecciones", escribió.

En otro párrafo de su red social, Viroche denunciaba que “anoche de la comisaría de Delfín Gallo en un operativo comando golpearon a policías y en medio del estupor del pueblo se dieron a la fuga, ¿no sabía la justicia federal la situación del calabozo que hay en la comisaría, la persona que estaba alojada ahí no estaba por robar gallina ni comida para comer y eso no lo sabía el señor juez? ¿Tampoco sabía la cantidad de efectivos policiales que hay en las comisarías del interior? El jueves 15/9 se cumplirá un mes que mataron a golpes a un joven. Constantemente hay robos de moto, celulares y mas venta de drogas, y ojalá la realidad cambie, pero que cambie para bien. No soy profeta de calamidades pero esto está poniéndose muy feo”.

Cerrando lo que sería su ultimo “posteo”, el cura expresaba “se que defraudé con actitudes que tengo a varias personas que esperan que los acompañe y se que tendré que dar cuentas de muchas heridas causadas pero esto va más allá, es tiempo de revolución...”