14/09/2016 este jueves

Mar del Plata seguir sin clases debido a los destrozos del temporal

Se estima que 50 establecimientos de General Pueyrredón continúan sin luz ni agua, con accesos anegados, por lo cual las clases seguirán suspendidas este jueves, aunque los docentes deberán concurrir para realizar un relevamiento y definir si el viernes se podrán dictar clases.


El temporal de viento y lluvia que azotó en las últimas horas a toda la costa atlántica bonaerense provocó la caída de árboles, voladura de techos, carteles, postes de luz y cables en casi todas las ciudades ribereñas de la provincia, además la suspensión de clases que continuará este jueves en Mar del Plata por cuarto día consecutivo a raíz del estado de muchas escuelas.

El intendente del partido de General Pueyrredón, Carlos Arroyo decidió suspender las clases en los establecimientos educativos municipales en sus tres niveles, en tanto que el Consejo Escolar hizo lo mismo en las escuelas provinciales y nacionales.

Docentes y personal auxiliar, tanto en el ámbito municipal, como provincial y nacional deberán concurrir a sus lugares de trabajo para realizar un relevamiento en el que se encuentran establecimientos para saber si el viernes se puede o no dictar clases informó el ejecutivo.

Arroyo destacó que en los establecimientos educativos privados "dependerá de sus directivos, quienes deberán resolverlo acorde al estado en el que haya quedado el colegio tras el temporal".

Un relevamiento realizado por el gremio Suteba destaca que 50 establecimientos continúan sin luz, sin agua, con accesos anegados, árboles y postes caídos, sumado a problemas de filtraciones y electrificaciones, voladuras de techos y tanques de agua, sin calefacción y algunos con aulas inundadas, entre otras dificultades.

Tras el fuerte temporal de lluvia y viento con ráfagas de hasta 100 kilómetros que azotó Mar del Plata, muchas familias fueron afectadas, pero ya pudieron volver a sus hogares aunque todavía se registran alrededor de 180 personas que permanecen evacuadas en distintos centros barriales y comedores de la ciudad.

Los barrios más afectados en donde trabajan más de diez patrullas y en donde hay más de 300 árboles caídos son el bosque Peralta Ramos, Sierra de los Padres, Caisamar, Camet, Acantilados y Alfar, entre otros.

Por su parte, la titular de Desarrollo Social e integrante del Comité de Contingencia Municipal, Vilma Baragiola manifestó que en el centro de evacuados Fortunato de la Plaza "estamos asistiendo a más de 80 vecinos afectados por el temporal los que son atendidos por médicos de manera permanente”.

“Hay que destacar que a pesar de que los empleados municipales (como los médicos en este caso) están de paro por no haber cobrado sus haberes este mes, se han acercado en este momento difícil que estamos pasando por el temporal a colaborar y ayudar a los vecinos”, agregó.

Baragiola dijo que quien desee y pueda colaborar lo puede concretar con la donación de lavandina, pañales, frazadas, calzado y alimentos frescos.

En Pinamar, en tanto, se registraron vientos de 80 a 90 kilómetros por hora, mientras que en la zona costera los vientos fueron más intensos llegando a los 110 kilómetros por hora”, dijo a Télam el responsable de la Jefatura de Bomberos, Luis Barbieri.

“Afortunadamente no tenemos que lamentar víctimas, sólo muchas voladuras de carteles de importantes concesionarios de autos ubicados en la avenida principal a la ciudad, caída de árboles sobre unas viviendas, voladuras de techos de casa precarias y ramas que han caído sobre las veredas”, señaló.

Barbieri sostuvo que "estamos trabajando para despejar la zona y que la gente pueda circular a pesar de que sigue lloviznando, aunque el viento ha calmado notablemente”.

"Personal de medioambiente y ecología municipal será el encargado de recoger las ramas y hacer las limpiezas necesarias luego de este tipo de temporal", enfatizó.

Por su parte, Martín Ocampo, responsable de Defensa Civil del Partido de la Costa, relató que en el día de ayer “los vientos en el distrito llegaron a los 60 kilómetros por hora con ráfagas de 80 kilómetros en la zona costera. En todo el distrito tuvimos una familia evacuada integrada por cinco integrantes oriundos de San Clemente del Tuyú, los que fueron asistidos de manera inmediata por personal de Acción Social”, acotó.

“Se han volado 15 techos de diferentes viviendas, árboles, luminaria, carteles y postes de alumbrado público que han dejado de manera parcial sin luz a localidades como Santa Teresita, Mar del Ajó, La Lucila del Mar, San Clemente del Tuyú pero las mismas cooperativas están trabajando de manera constante para que los vecinos recuperen la energía eléctrica lo antes posible” explicó.

Ocampo contó que “la lluvia caída ha sido de 15 milímetros pero las ráfagas de viento han alcanzado los 60 kilómetros por hora, lo que también ha provocado que muchos árboles que se encuentran a la vera de la ruta interbalnearia 11 caigan sobre la cinta asfáltica y hayan tenido que ser removidos de inmediato para evitar algún tipo de accidente fatal”.

“El dictado de clases ha sido suspendido para seguridad de los niños y docentes del distrito”, aseguró.

En el partido de General Alvarado, el titular de Defensa Civil, Mariano Auritti señaló a Télam que sólo se registraron tres familias autoevacuadas, un promedio de 60 árboles caídos y entre postes de luz y líneas de alumbrado público unas 180 caídas.