Internacional

07-09-2016 08:39 - Alemania

Merkel defendió su política de asilo tras su derrota en las elecciones regionales

La canciller instó a su gobierno a resistir las presiones para modificar su política hacia los refugiados luego de perder en los comicios ante el partido populista de derecha y anti inmigrantes AfD.

Telam SE
07-09-2016 | 08:39
Telam SE
La canciller alemana, Angela Merkel, instó este miércoles a su coalición de gobierno a resistir las presiones para modificar su política hacia los refugiados luego de su alarmante derrota ante el partido populista de derecha y anti inmigrantes AfD en comicios regionales celebrados el fin de semana pasado.

En su primer discurso ante el Parlamento desde las elecciones del domingo en el estado de Mecklemburgo-Antepomerania, en el noreste de Alemania, la conservadora Merkel defendió su política de aceptación de refugiados y llamó a todos los partidos, de izquierda y derecha, a unirse contra AfD.

En una durísima derrota, la Unión Cristianodemócrata (CDU), de Merkel, obtuvo su peor resultado en el estado federado de la ex Alemania comunista, cayendo al tercer puesto por detrás de los derechistas de Alternativa para Alemania (AfD), que competían en el estado por primera vez.

En un discurso ante el pleno de la Cámara Baja del Parlamento, o Bundestag, Merkel alertó de que buscar "pequeñas ventajas" partidistas sólo favorecerá a quienes ganan votos con "eslóganes y respuestas aparentemente fáciles" a los problemas del país, como la crisis de los refugiados.

"Si nos aferramos a la verdad, ganamos. Y recuperamos lo que es más importante, lo que necesitamos, la confianza de la gente", manifestó la canciller, quien señaló también que nunca es una buena respuesta "insultar" a los votantes, informó la agencia de noticias EFE.

El grueso de su intervención ante el pleno estuvo centrado en la crisis de los refugiados y el golpe que sufrió su CDU en las elecciones.

AfD, que en las últimas elecciones generales celebradas en el país, en 2013, quedó por un estrecho margen fuera del Parlamento nacional, supone, según Merkel, un "reto" para todos los partidos tradicionales, porque todos perdieron apoyos y consiguió además movilizar a los abstencionistas.

Merkel apostó por los principios de "libertad, seguridad, justicia y solidaridad" y defendió la gestión realizada por su gobierno de la crisis de los refugiados.

"La situación es hoy mucho mejor que hace un años, aunque, por supuesto, queda mucho por hacer", manifestó la canciller.

    También te puede interesar