05/09/2016 apel la falta de mrito

Caso Lpez: el fiscal pidi el procesamiento de Aparicio y pidi acusar a otras dos monjas

El fiscal federal Federico Delgado apeló la falta de mérito dictada a la monja Inés Celia Aparicio y reclamó que también se la procese por encubrimiento en la causa contra el detenido ex secretario de Obras Públicas kirchnerista José López, sorprendido cuando intentaba ocultar casi nueve millones de dólares en un monasterio de General Rodríguez.

 "No es comprensible que Aparicio no se halle procesada", advirtió Delgado al apelar la decisión tomada la semana pasada por el juez federal Daniel Rafecas, quien amplió el procesamiento a López y procesó a su esposa, Amalia Díaz y a dos empresarios, Eduardo Gutiérrez y Andrés Galera, pero dejó con falta de mérito por carecer de evidencias a la religiosa Aparicio, quien fue captada por cámaras de seguridad la madrugada del 14 de junio pasado, ayudando a López a ingresar bolsos al interior del convento.

En declaraciones al canal de cable Todo Noticias (TN), Delgado afirmó que “a esta altura podemos decir que" el monasterio de General Rodríguez era "más que un lugar de oración”, y precisó que “no existen registros de donantes, no se sabe por qué normas se rige su administración y hay una ausencia de normas de contabilidad”.

Para el fiscal, el monasterio “es un lugar donde se utilizó dinero público para construir -por ejemplo- la residencia del ex obispo Rubén di Monte, cuyo baño tiene un jacuzzi, y donde se encontraron 80 mil pesos que nadie sabía de quien eran”.

Delgado pidió que la Cámara Federal porteña revise la falta de mérito de Aparicio y la procese, y que, además, otras dos religiosas del lugar, María Antonia Casas y Marcela Albin, pasen de ser consideradas testigo -como hasta ahora- a imputadas y sean llamadas a declaración indagatoria acusadas de encubrimiento a López.

"Fueron protagonistas de un segmento de los hechos", advirtió Delgado en la apelación, a la que accedió Télam.

Para la fiscalía "el desembarco de López no tomó por sorpresa a las religiosas" porque "fue precedido de una serie de llamadas telefónicas" y ellas "tuvieron una activa participación en demorar la respuesta del portero eléctrico ante la insistencia de la policía que pidió durante una hora ingresar al convento" esa madrugada.

“Los médicos forenses fueron contundentes al decir que la hermana Alba no está en sus cabales, ni orientada en tiempo y espacio. Entonces las otras monjas mintieron al decir que ella les había dado órdenes, lo que las coloca en lugar de sospechosas y son cómplices de encubrimiento”, señaló el fiscal en sus declaraciones a TN.