18/08/2016 Arabia Saudita

Un hijo de Bin Laden llam a los sauditas a "derrocar" la monarqua de ese pas

A más de cinco años del asesinato de su padre a manos de un grupo militar de élite estadounidense en Pakistán, uno de los hijos de Osama Bin Laden llamó a los sauditas a "derrocar" al gobierno y a "liberarse" de la influencia de Estados Unidos.


En el audio, que no tiene fecha y no fue autentificado aún por ningún gobierno, Hamza Bin Laden, de 23 años, arengó a los jóvenes sauditas y "a aquellos capaces de combatir" a unirse a Al Qaeda en la Península Arábiga, la filial de la red internacional que fundó su padre hace décadas y que ahora opera principalmente en el vecino territorio de Yemen, actualmente en guerra. 

Hamza llamó a sumarse a la pelea en Yemen para "ganar la experiencia necesaria" en el campo de batalla para luego enfrentarse a la conservadora y represiva monarquía en Arabia Saudita, según informó SITE, una organización online estadounidense que sigue de cerca las páginas web y las cuentas en las redes sociales de grupos y plataformas islamistas radicales. 

En Yemen, la filial de Al Qaeda pelea tanto contra el movimiento rebelde chiita de los hutíes, que el año pasado logró tomar el control de casi todo el territorio y expulsó al gobierno del presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi, quien hoy sigue exiliado en Arabia Saudita. 

Al mismo tiempo, los islamistas herederos de Bin Laden también pelea contra las fuerzas leales a Hadi y sus aliados sauditas que intentan recuperar el control de Yemen a fuerza de una devastadora campaña de bombardeos aéreos, que ya lleva más de un año y medio y dejó más de 3.700 civiles muertos. 

Osama Bin Laden nació en Arabia Saudita y durante mucho tiempo fue parte del emporio multimillonario de su familia en ese rico país en petrodólares. Sin embargo, en 1994 la monarquía, férrea aliada de Estados Unidos, le quitó la ciudadanía por su apoyo a grupos islamistas radicales y sus posiciones contra el poder en Riad y Washington.

La monarquía de Arabia Saudita es conocida por financiar y dar apoyo político a grupos y milicias islamistas sunnitas radicales. Pero al mismo tiempo, su declarada alianza con Estados Unidos, lo ha convertido en un enemigo de extremistas como los combatientes de Al Qaeda que rechazan la influencia y la dominación política, económica y social de las potencias occidentales y cristianas en el mundo musulmán.

Siete años después, en 2001, tras organizar el peor atentado en suelo estadounidense en la historia de ese país y el lanzamiento de la llamada Guerra contra el terrorismo del entonces presidente George W. Bush, Osama Bin Laden se convirtió en un paria mundial y en el hombre más buscado del planeta.

En mayo de 2011, tras años de buscarlo, las fuerzas militares de Estados Unidos finalmente encontraron al líder máximo de Al Qaeda y lo mataron en una operación secreta en Pakistán.

Desde entonces, la red internacional -que hoy disputa el liderazgo del islamismo radical trasnacional con la milicia del Estado Islámico- es líderada por Ayman al Zawahiri. Sin embargo, algunos analistas han pronosticado que en los próximos años Hamza podría tomar el control del grupo y convertirse en el verdadero heredero de su padre.