17/08/2016 tensin

Turqua rechaza acusaciones alemanas de apoyar a grupos islamistas en Medio Oriente

El gobierno turco rechazó este miércoles categóricamente las acusaciones alemanas filtradas el martes en un documento confidencial, y atribuyó estas versiones a "una mentalidad distorsionada" que intenta debilitar al país euroasiático.

"Las acusaciones son una nueva manifestación de la mentalidad distorsionada que ha estado intentando debilitar a nuestro país mediante ataques mediáticos a nuestro presidente y nuestro gobierno", señaló la Cancillería turca en un comunicado difundido este miércoles por la cadena pública ARD y citado por la agencia de noticias EFE.

En el texto, Ankara señala que el gobierno del país euroasiático está a la espera de que la diplomacia alemana le transmita "la explicación necesaria" sobre los hechos que tensaron el vínculo bilateral.

El martes en Berlín, la cadena pública ARD difundió un documento confidencial que señala que el gobierno alemán considera que el Ejecutivo turco presta su apoyo a organizaciones islamistas en todo Medio Oriente.

El Ministerio de Interior alemán afirma que el gobierno turco es desde hace años "plataforma de acción para agrupaciones islamistas" y que Erdogan apoya activamente esta cooperación.

Este miércoles, el Gobierno alemán buscó enfriar la escalada y reiteró la importancia de las relaciones de Alemania con Turquía.

"Nuestras relaciones con Turquía tienen una importancia y una dimensión especial en primer lugar debido a que en Alemania viven más de tres millones de personas que tienen raíces familiares en Turquía", dijo este miércoles el portavoz del Gobierno, Stefen Seibert, en la conferencia de prensa habitual.

Seibert no quiso entrar a considerar en detalle las informaciones que se han filtrado pues dijo que se trataba de documentos confidenciales que no debían ser discutidos ante la opinión pública.

Tanto Seibert como la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Sawsan Chebli, recordaron que Turquía ha sido en varias ocasiones víctima de atentados yihadistas e insistieron en que la lucha contra el terrorismo internacional es un asunto de interés común.

Asimismo, Seibert dijo que no había razón alguna para cuestionar el acuerdo de la Unión Europea (UE) con Turquía sobre los refugiados que, dijo, responde a intereses comunes.