16/08/2016 investigacin

Lpez desisti de apelar y queda expuesto al juicio oral por enriquecimiento ilcito

Los abogados del detenido ex secretario de Obras Públicas desistieron de apelar su procesamiento y abrieron la puerta a que sea enviado a juicio oral por un delito para el que se prevén penas de entre 2 y 6 años de prisión.

Los abogados del detenido ex secretario de Obras Públicas, José López desistieron de apelar su procesamiento por “enriquecimiento ilícito” y abrieron la puerta a que sea enviado a juicio oral por un delito para el que se prevén penas de entre 2 y 6 años de prisión, se informó hoy.

La defensa del ex funcionario detenido con casi 9 millones de dólares que atribuyó a “la política” adoptó esa actitud ante la Cámara Federal porteña, que hoy debía tratar el tema en una audiencia.

Los abogados Diego Sánchez y Fernando García presentaron el viernes último un escrito ante la Sala II de ese tribunal retirando la apelación al procesamiento dictado por el juez federal Daniel Rafecas.

La presentación lleva la firma del propio López y según explicaron los letrados refleja el interés de su cliente por “ir rápido a un juicio donde pueda explicar su situación".

El viernes pasado, el ex funcionario klirchnerista declaró por primera vez sobre el origen del dinero con el que fue detenido el 14 de junio pasado en el convento de General Rodríguez, y dijo que esa plata "es de la politica" aunque sin dar otras precisiones.


Aunque el trámite que resta es el envío del acusado a juicio oral, esto no ocurrirá de inmediato dado que Rafecas aún debe resolver sobre la presunta propiedad de la casa que alquilaba en Dique Luján, que integra la mismo expediente como otro hecho de presunto enriquecimiento ilícito.

La misma ha sido valuada en 680 mil dólares que no podría explicar por sus ingresos lícitos y por ella tendrán que declarar su mujer, María Amalia Díaz, y los empresarios Eduardo Gutierrez y Andres Galera –presuntos dueños de la vivienda y testaferros del ex funcionario.

Rafecas realizó hoy una inspección ocular en la casa y encontró el lugar que describió López donde ocultaba los dólares.

López es el segundo ex funcionario del ministerio de Planificación que comandó Julio De Vido que será juzgado por delitos de corrupción detrás del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, enviado a juicio oral también por enriquecimiento ilícito por el juez federal Sebastián Casanello, en junio último.

López fue detenido la madrugada del 14 de junio pasado en un convento de General Rodríguez con bolsos y valijas que contenían 8.982.047 dólares, 153.610 euros, 159.114 pesos y dos relojes marca Rolex modelos Oyster Perpetual y Spid Master Automatic, además de una carabina.

Por otra parte, Rafecas ordenó hoy que se realice una junta médica para determinar si es imputable la madre Alba, superiora del monasterio de la localidad bonaerense de General Rodríguez en el que, la madrugada del 14 de junio pasado, fue detenido el ex secretario de Obras Públicas José López, cuando intentaba ocultar bolsas con casi 9 millones de dólares.

Alba Día de España Martínez Fernández fue sindicada por las demás religiosas que vivían en ese lugar como la que tenía vinculo directo con el ex funcionario kirchnerista, luego procesado bajo prisión preventiva en el marco de una causa en la que se lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito.

Rafecas dispuso que el Cuerpo Médico Forense convoque a una junta para determinar si la religiosa de 95 años está en condiciones de afrontar un proceso penal, luego de que dos estudios previos indicaran que tenía problemas de salud y cognitivos por lo que no sería imputable.

Los pedidos para que se realicen nuevos estudios fueron presentados por el fiscal federal Federico Delgado y por la Oficina Anticorrupción, que encabeza la ex diputada del PRO Laura Alonso, que interviene en la causa como querellante.
En su declaración indagatoria del jueves pasado, López confirmó que se había comunicado por teléfono con la madre Alba en busca "de paz" en la tarde previa a ser detenido cuando intentaba esconder en el convento casi 9 millones de dólares.

A lo largo de toda su declaración, López intentó despegar a la Madre Alba del ilícito por el que está siendo investigado y afirmó que ella no sabía que era lo que había en los bolsos que llevó al convento durante la madrugada del 14 de junio.