20/07/2016 Ciudad de Buenos Aires

Familias de un edificio de Boedo con orden de desalojo reclaman por viviendas

Se trata de 37 familias, que tiene una orden de desalojo para la semana que viene, que marcharon a la Secretaría de Vivienda y Hábitat de la Nación en reclamo del cumplimiento del compromiso de fondos para construir sus hogares.


Familias que viven en un edificio del barrio porteño de Boedo que tiene una orden de desalojo para la semana que viene marcharon hoy a la Secretaría de Vivienda y Hábitat de la Nación en reclamo del cumplimiento del compromiso de fondos para construir sus hogares.

El 1° de abril pasado, las 37 familias que viven en el inmueble ubicado en Pavón 4127 resistieron el desalojo ordenado por el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil N°46, a cargo del juez subrogante Fernando Pablo Christello, y lograron un acuerdo por el que las autoridades de la Ciudad y Nación se comprometían a reubicar a los vecinos.

“El Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) cumplió todo lo que se comprometió a hacer, sin embargo a una semana de la fecha en la que tenemos que dejar nuestro hogar todavía no se puso ni un ladrillo”, dijo a Télam Luis Roldán delegado de los vecinos.

Los vecinos responsabilizan del incumplimiento a la Secretaría de Vivienda de la Nación, que juntó al IVC firmó un acta en la que se garantizaban construir un inmueble para las familias.

"Sabemos que la construcción de un inmueble lleva su tiempo, por eso el trato era que nos íbamos a reubicar temporalmente en otro lugar mientras se llevaba a cabo la obra”, afirmó el hombre.

“Desde entonces -continuó- no se comenzó con la construcción, que es lo que debe llevar adelante la Secretaría de Hábitat ya que el IVC cumplió con la obtención del terreno (ubicado en la avenida Juan de Garay al 2500)".

“Marchamos a la sede de Hábitat de la Nación porque en una semana se nos vence el plazo, nos tenemos que ir y no hay garantías que se cumpla lo que nos prometieron”, sostuvo Roldán y explicó que “eueremos que alguien nos de una respuesta de verdad”.

“Queremos hechos no palabras, estamos a la deriva y no podemos quedarnos en la calle”, agregó.