01/07/2016 holdouts

Fin del default con los italianos: hoy se efectiviz el pago a bonistas

La Argentina salió finalmente del default con tenedores italianos, ya que finalmente se concretó el traspaso de los $900 millones que el gobierno giró en mayo al negociador, Nicola Stock, quien a su vez se encargó de distribuirle el dinero a cada uno de los 50.000 bonistas italianos que tenían títulos en mora en su poder.

Mara Laudonia

Por Mara Laudonia

"The game is over, e buone vaccanzi a todos nuestros representandos", festejó Stock, en inglés y en italiano, al saludar a los tenedores de deuda argentina en default que se encuentran en el verano boreal, la mayoría jubilados entre 56 y 65 años.

"Los pagos directos han llegado a todos los italianos involucrados bonistas en default Argentina y protegidos por TFA, según lo dispuesto por el reciente acuerdo de pago con el gobierno de Buenos Aires ", comunicó Stock, el titular de la asociación Task Force Argentina.

Stock dijo que se siente "satisfecho por el final feliz de una historia de inversores italianos tratados de manera extremadamente dura y que nunca se dieron por vencidos, incluso en los momentos más difíciles".

En una nota, Stock envió un "agradecimiento especial a la gran determinación de los tenedores de bonos que, con la confianza y tenacidad han recibido en los últimos años todas las formas de llegar a este histórico resultado, así como todos los bancos que han contribuido activamente al éxito".

De esta forma se cerró el capítulo con los bonistas italianos, uno de los mayores afectados por el default del 2001, debido a que habían sido seducidos por bancos de inversión a comprar títulos argentinos como si fuesen plazos fijos.

Muchos de esos bancos, que ya veían venir la crisis del 2001, fueron sancionados por el gobierno italiano a raíz de esta conducta.

En base al acuerdo firmado con la Argentina en febrero, alrededor de 50.000 ahorristas italianos recibieron el pago de un importe igual al 150% del valor nominal original de los bonos que tenían en su poder.

Según se conoció hoy, el promedio de los pagos a los bonistas fue de alrededor de 25.000 euros. En lo que respecta a la procedencia de los tenedores, el 72% reside en el Norte de Italia; el 22.4% en la zona Centro y el 5,6% en el Sur, según la información aportada por Stock.

El acuerdo implicó, según las palabras del ministro de Economía , Alfonso Prat Gay, “reconocer el capital y un interés prudente que refleja las tasas de interés de los últimos años, pero mucho menor que la sentencia acordada en el Ciadi”, el tribunal del Banco Mundial para resolución de controversias entre inversionistas privados y gobiernos soberanos, donde los bonistas habían reclamado U$S 2.700 millones.

Los italianos fueron los primeros que se acogieron a la oferta argentina del gobierno de Mauricio Macri, y pasaron a ser el puntapíé inicial para negociar con el resto de los acreedores, que no ingresaron a los canjes 2005 y 2010.

El espaldarazo final de la oferta se concretó a fines de marzo, cuando la Argentina logró acordar con los fondos buitre que ganaron el juicio del pari passu. A partir de ese acuerdo, y con el aval de la Cámara de Apelaciones que levantó las restricciones de pago de deuda contra el país, la Argentina pudo completar el pago por casi 10.000 millones de dólares a quienes decidieron ingresar a la oferta, luego de haber realizado una megacolocación de 16.700 millones de dólares en el mercado, en una operación prácticamente simultánea, en abril último.

Tras este pago a bonistas italianos, quedan muy pocos acreedores fuera del arreglo y el porcentaje estimado ronda el 1% de un total de 81.800 millones de dólares que entraron en default en 2001.