Internacional

10-06-2016 11:05 - Medio Oriente

Israel prohíbe el ingreso de ciudadanos palestinos tras el atentado en Tel Aviv

Así lo anunció el ejército del país como parte de las medidas adoptadas tras un atentado palestino que esta semana dejó cuatro muertos en Tel Aviv, mientras que la ONU condenó el ataque pero también la respuesta israelí.

Telam SE
10-06-2016 | 11:05

Tras el atentado en Tel a Viv, Israel suspende ingreso de palestinos desde Cisjordania

VER VIDEO

El Ejército israelí anunció hoy una prohibición temporal para el ingreso de los palestinos a Israel desde Cisjordania como parte de las medidas adoptadas tras un atentado palestino que esta semana dejó cuatro muertos en Tel Aviv, mientras que la ONU condenó el ataque pero también la respuesta israelí.

También hoy, el Ejército israelí mantenía por segundo día un férreo bloqueo a la localidad de la ocupada Cisjordania de donde salieron los autores de los ataques del miércoles pasado, mientras soldados registraban casa por casa en busca de armas o sospechosos. 

El asedio a Yatta, en el sur del distrito cisjordano de Hebrón, uno de los más tensos y violentos de Cisjordania, que comenzó la noche del ataque, es el más duro que el Ejército impone a una ciudad de Cisjordania en los últimos cinco años, según el servicio de noticias israelí Ynet.

"Refleja un cambio de rumbo desde el punto de vista del Ejército, el servicio secreto Shabak y los servicios de seguridad en general", escribió hoy el corresponsal militar de Ynet, Ron Ben Yishai, que lo atribuye a la entrada en funciones del nuevo ministro de Defensa, el nacionalista Avigdor Lieberman.

Durante una visita al lugar del atentado, Lieberman advirtió ayer que no pensaba quedarse en las "palabras", sino permitir al Ejército hacer su trabajo.

Según el corresponsal, unas 20.000 personas están bajo un completo bloqueo, sin poder salir ni entrar a la localidad.

"El bloqueo a Yatta es un paso significativo que el Ejército no adoptaba desde hace cinco años. La última vez fue se impuso a un poblado palestino fue en abril 2011 tras el asesinato de cinco miembros de una familia que fueron apuñalados en sus camas", afirmó el comentarista, citado por la agencia de noticias EFE.

El atentado de Tel Aviv, uno de los más graves en el marco de la ola de violencia que comenzó en octubre pasado, tuvo lugar en el popular centro comercial y recreativo Sarona Market, frente al ministerio de Defensa y la sede del Estado mayor del Ejército, en el corazón de la cosmopolita y relativamente calma Tel Aviv.

Los dos autores, de 21 años y residentes en Yatta, habían desaparecido dos días antes de sus casas, un hecho que conocía la policía palestina pero al que no dio importancia por tratarse de un breve período de tiempo.

Ambos fueron detenidos la misma noche del suceso en Tel Aviv y un presunto cómplice al día siguiente en la localidad cisjordana.
A raíz del atentado, Israel ha reforzado su presencia en el sur del territorio ocupado de Cisjordania con dos batallones -se estiman en varios centenares de soldados cada uno- para vigilar la zona fronteriza por la que se cree que entraron los dos atacantes.

También ha cancelado los permisos de trabajo de todos los miembros del clan familiar al que pertenecen, y suspendido además los más de 80.000 pases concedidos a palestinos para cruzar por Israel durante la fiesta del mes sagrado islámico del Ramadán.

Hoy, el Ejército dijo que, hasta el próximo lunes, cuando termina la fiesta judía de las Primicias (Shavuot), los pasos fronterizos con Cisjordania permanecerán cerrados a los palestinos y sólo serán abiertos para casos humanitarios y personal extranjero.

No obstante, una vocera de la Cogat, la unidad del Ministerio de Defensa que se encarga de las cuestiones relativas a los civiles en la ocupada Cisjordania, dijo que unos 10.000 palestinos fueron autorizados a entrar hoy en Jerusalén para rezar en la mezquita de Al Aqsa en el primer viernes de Ramadán.

La Policía israelí ha desplegado al amanecer a miles de agentes en Jerusalén debido a los rezos de hoy en Al Aqsa, un despliegue que estará en vigor hasta el final de la fiesta judía.

También hoy, el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, denunció tanto el ataque en Tel Aviv, que además de los cuatro israelíes muertos dejó otros seis heridos, como las acciones de represalia adoptadas por el gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu

"El alto comisionado condena el ataque armado en Tel Aviv y recuerda que es la mayor pérdida de vidas israelíes en un solo ataque desde que comenzó el actual brote de violencia", afirmó en una rueda de prensa la portavoz de la oficina del alto comisionado, Ravina Shamdasani.

"También estamos profundamente preocupados por la respuesta de las autoridades israelíes, que incluyen medidas que pueden ser consideradas como un castigo colectivo y que sólo incrementarán la sensación de injusticia y frustración que sienten los palestinos", agregó la portavoz.

El castigo colectivo es un crimen incluido en la cuarta Convención de Ginebra.

"Israel tiene la obligación de asegurarse de que los responsables asumen sus actos y así lo está haciendo. Sin embargo, las medidas tomadas contra la población en general no castigan a los autores del crimen sino a decenas o tal vez cientos de miles de palestinos inocentes", concluyó. 
Etiquetas:

También te puede interesar