30/05/2016 investigacin

Confirman a la Metropolitana para determinar cmo se filtraron las fotos del celular de Nisman

La Cámara Nacional en lo Criminal confirmó la intervención de la Policía Metropolitana en la pericia para determinar cómo y quiénes obtuvieron y publicaron fotografías personales que el fallecido fiscal guardaba en su teléfono móvil.

La actuación de expertos de esa fuerza de seguridad había sido cuestionada por dos de los policías federales implicados en la causa.

Las defensas de Pablo Gabriel Fidalgo y Walter Pedro Núñez, ambos de la División Apoyo Tecnológico de la Policía Federal, apelaron la decisión tomada en primera instancia por el juez de instrucción Diego Slupsky y reclamaron que el informe pericial “sea realizado por personal ajeno a la Policía Metropolitana”.

Sin embargo, los camaristas Marcelo Lucini, Rodolfo Pociello Argerich y Mario Filozof rechazaron la pretensión y recordaron que, en la etapa de instrucción y salvo casos excepcionales, las decisiones judiciales no son apelables.

La causa se inició en marzo de 2015, un par de meses luego de la muerte del fiscal, cuando la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini –entonces a cargo del sumario-, denunció a la división de la Policía Federal por la "filtración" de fotografías que contenía el teléfono celular de Nisman.

La magistrada consideró entonces que las fotografías, en las que Nisman aparecía acompañado por mujeres en confiterías o en una playa, eran “elementos de prueba” cuya publicidad podía perjudicar la investigación por la muerte del fiscal. 

El 18 de enero de 2015 Nisman fue hallado muerto, con un balazo en la cabeza, en el baño del departamento en el que vivía en el complejo Le Parc, en la zona porteña de Puerto Madero.

El arma, una pistola Bersa calibre 22, pertenecía al experto en informática Diego Lagomarsino, uno de los colaboradores del fiscal en la causa por el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), perpetrado el 18 de julio de 1994, con 85 muertos, centenares de heridos y multimillonarios daños materiales. 

Para el día siguiente al del hallazgo del cuerpo sin vida de Nisman, estaba prevista la asistencia del fiscal en el Congreso de la Nación para informar sobre el dictamen en el que involucraba a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a su canciller Héctor Timerman en el atentado a la mutual judía de la calle Pasteur al 600.

Luego de un año de trámite en el fuero de instrucción, la causa por la muerte del fiscal pasó a la justicia federal y quedó a cargo de Julián Ercolini, quien delegó la pesquisa en un equipo de fiscales encabezados por Eduardo Taiano.

No obstante, la semana pasada, la Cámara Nacional de Casación Penal aceptó tratar un planteo de la defensa del técnico informático Diego Lagomarsino en la que insiste en que la causa debería seguir tramitándose en la justicia ordinaria y no en la federal, a donde el expediente pasó hace dos meses.