12/05/2016 medidas

Prat Gay asegur que el blanqueo de capitales y la moratoria contribuirn al ordenamiento de la economa

El ministro de Hacienda y Finanzas Públicas afirmó que las medidas que anunciará el Gobierno "forman parte del ordenamiento de la economía a través de un esquema que integre a todos, incluyendo a quienes no tienen sus cuentas impositivas en orden".

 
 El ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay, afirmó que el blanqueo de capitales y la moratoria impositiva que anunciará el Gobierno "forman parte del ordenamiento de la economía a través de un esquema que integre a todos, incluyendo a quienes no tienen sus cuentas impositivas en orden".

El ministro, además, adelantó que "se saldará lo más pronto posible la deuda con los jubilados, cuyos juicios tienen sentencia firme en la Corte Suprema de Justicia".

Ambas afirmaciones las realizó durante su disertación en el Congreso del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) que se lleva a cabo en el hotel Sheraton de Retiro.

La moratoria impositiva estará en línea con "darle una oportunidad a quien no tiene regularizados sus impuestos debidamente pero con una tasa impositiva alta. También habrá premios para quienes han sido constantes en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias".

En cuanto a la evolución de los precios, particularmente en el reciente mes de abril, confirmó que el índice que elabora la Ciudad de Buenos Aires marca un aumento del "6,5 por ciento", aunque aclaró que de ese porcentaje "cuatro puntos corresponden a los ajustes tarifarios y en el capítulo alimentos la suba fue del 1,8 por ciento, al igual que en Córdoba".

"Está claro que un rubro tan sensible como alimentos ya transita un ritmo inflacionario menor al 2 por ciento mensual, lo que nos permite afirmar que el índice general estará por debajo del 2 por ciento en el tercer trimestre y rondará el 1,5 por ciento en el último trimestre del año", remarcó Prat Gay.

En tal sentido, recordó que se mantiene el objetivo "de reducir la inflación a un 5 por ciento anual en el 2019, tal como lo prometimos y ese es el camino que estamos transitando con las medidas que vamos implementando".

El ministro no pasó por alto la crisis que se vive en Brasil tras el juicio político y la suspensión por seis meses resuelta por el Senado de ese país contra la presidente Dilma Rousseff.

"Somos respetuosos del proceso institucional y, desde el punto de vista económico, quizás Brasil entienda que su integración al mundo no puede ser de manera individual, por lo tanto será una buena oportunidad para refundar el Mercosur", indicó.

Al respecto, añadió que "será importante aprovechar un buen acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea, como así también en los mismos términos con la Alianza del Pacífico".

El acuerdo con los holdouts y la posterior salida de la Argentina a los mercados internacionales formó parte de su disertación ante un nutrido auditorio, integrado masivamente por ejecutivos de finanzas.

"Argentina es el país cuya deuda corporativa es la más baja del mundo respecto del tamaño de su economía y cuando nos endeudamos lo hacemos para enfocarnos en proyectos de inversión cuyo retorno social permita el repago de esa deuda en dos o tres años", señaló Prat Gay.

La tasa de interés que se paga por el endeudamiento "va a bajar y muy fuerte, especialmente cuando el mundo y ustedes se convenzan que este cambio está para quedarse".

Prat Gay mantuvo ante los empresarios el compromiso de cumplir con las metas fiscales, que este año marcarán un déficit del "4,8 por ciento" y gradualmente irá bajando a "3,3 por ciento el año que viene, 1,8 por ciento en el 2018, para cerrar el último año de gobierno con un déficit de entre 0 y 0,5 por ciento".

"El problema fiscal no pasa por la falta de recursos sino por el derroche de gastos. Por ejemplo, se gastó más de 4 puntos del PBI regalando energía y la mitad terminaba en los bolsillos del 30 por ciento más rico de la población", explicó el ministro.
De hecho, recordó que durante el gobierno del ex presidente Raúl Alfonsín "la recaudación impositiva era del 13 por ciento del PBI y actualmente está cerca del 40 por ciento".

"Dejando de chorear, dejando de regalarle al que no lo necesita y poniendo la economía en marcha, vamos a bajar el déficit fiscal", concluyó Prat Gay.