12/05/2016 Diputados

La oposicin fracas en su intento de debatir la ley de emergencia ocupacional

El oficialismo y el Frente Renovador acordaron tratar el próximo miércoles en el recinto de Diputados el proyecto de ley de Emergencia Ocupacional, tras haber fracasado la sesión para aprobarla impulsada por el Frente para la Victoria-PJ, el bloque Justicialista y la Izquierda.


El proyecto de ley de Emergencia Ocupacional será debatido por la Cámara de Diputados el miércoles de la próxima semana, en una sesión acordada por el oficialismo y por el Frente Renovador, tras haber fracasado este jueves la sesión para aprobarla impulsada por el Frente para la Victoria-PJ, el bloque Justicialista y la Izquierda.

La ausencia del Frente Renovador-UNA, que en las horas previas había exhibido fuertes divisiones internas, fue clave para el fracaso de la sesión, ya que de sus 37 diputados la mayoría terminó alineada con la postura de Sergio Massa y se negó a bajar al recinto, a excepción del sindicalista Héctor Daer, que si lo hizo.

De esta manera, los bloques de la oposición alcanzaron a sumar sólo 104 diputados pertenecientes al Frente para la Victoria, Bloque Justicialista, Proyecto Sur, Libres del Sur, y Frente de Izquierda, entre otros, que no alcanzaron reunir los 120 que habían comprometido su presencia sobre los 129 necesarios para tener quórum.

De acuerdo a los cálculos que realizaban el miércoles cuando intentaban sumar aliados para debatir el proyecto de ley sancionado por el Senado que prohíbe los despidos por 180 días, al FPV-PJ y al Justicialismo le fallaron una una veintena de diputados.

Los tres de Compromiso Federal, los seis del Frente Cívico por Santiago, los cuatro socialistas y unos cuatro o cinco que pensaban restarle al Frente Renovador, finalmente terminaron desairando a los bloques que motorizaban la realización de la sesión.

Además, al bloque guiado por 'La Cámpora', le faltaron tres diputados propios: la bonaerense Dulce Granados -la esposa del intendente de la localidad bonaerense de Ezeiza, Alejandro Granados-; la porteña Liliana Mazzure y el misionero Daniel De Stefano.

En tanto que el ex gobernador misionero Maurice Closs y su comprovinciana Silvia Risko llegaron al recinto cuando ya se había levantado la sesión.

Si bien la sesión estaba citada a las 11.45, el presidente del bloque del FPV, Héctor Recalde, pidió extender el tiempo reglamentario, lo que fue en vano, porque a las 12.30 el titular de la Cámara de Diputados, el macrista Emilio Monzó, levantó la sesión ante la falta de quórum, tras lo cual se expresaron los legisladores en minoría.

Fracas la sesin en Diputados por la ley antidespidos

Desde el oficialismo, y al formular declaraciones una vez levantada la sesión convocada por la oposición, el presidente del bloque del PRO, Nicolás Massot, responsabilizó al Frente para la Victoria por el fracaso de la sesión y lo atribuyó a una “especulación política, más a que una preocupación genuina” por la situación del empleo.

Cambiemos ya había anticipado su negativa a participar de la sesión y anoche formalizó un acuerdo con el massismo para realizar el próximo miércoles una sesión ordinaria para abordar este tema, el de Acceso a la Información y el de reintegro del IVA a productos de la canasta básica.

Según la convocatoria a Labor Parlamentaria que hicieron circular desde la Presidencia de la Cámara, el proyecto se tratará sobre tablas el próximo miércoles, ya que para ese día no reunirá aún los siete días reglamentarios que le permitirían un tratamiento ordinario.

Esa nota y la impresión de los dictámenes de comisión fueron claves en la reunión que anoche a última hora mantuvieron el presidente de la Cámara, el macrista Emilio Monzó, y Sergio Massa, y que terminó actuando como una especie de garantía para que éste último pudiera mantener encolumnados a los integrantes de su bloque.

Así, el próximo miércoles el oficialismo habilitaría los dos tercios para tratar el proyecto e iniciar el debate que finalizaría con la votación del dictamen elaborado por el Frente Renovador.

Ese texto contempla la prohibición de despidos y la doble indemnización, tal como fue aprobado por el Senado, pero incluye artículos de estimulo a las Pymes, al empleo joven y para mayores de 50 años; por lo que el proyecto retornaría a la Cámara alta.

De acuerdo a consultas realizadas por Télam a referentes diferentes bloques, el próximo miércoles la Cámara rechazaría en primera instancia (por ser el que reunió más firmas) el dictamen del Frente para la Victoria PJ y del Justicialismo, que aconseja la sanción sin modificaciones el pasado 27 de abril.

En la votación, la negativa de Cambiemos y del Frente Renovador-UNA se impondría a los votos de quienes hoy convocaron a la sesión que finalmente fracasó.

El segundo dictamen que se pondrá a consideración y que tampoco reuniría los votos necesarios para ser aprobado es el del oficialismo, que plantea el rechazo a la prohibición de despidos y a la doble indemnización y que, en cambio, propone beneficios a las Pymes y herramientas para la generación de empleo joven.

En este caso, sólo contaría con los votos de Cambiemos, que serían menos que los de todo el arco opositor, incluyendo al Frente Renovador.

Así, se llegaría a la votación del tercer dictamen, el del Frente Renovador, que sumaría los respaldos propios, los del Justicialismo y los del Frente para la Victoria-PJ, que aunque reniega de ir tras la iniciativa de Massa terminaría por acompañarla.

En este caso el proyecto volvería al Senado, que deberá decidir si insiste con su proyecto original o si avala los cambios realizados por la Cámara baja.

Tras el fracaso de la sesión y una vez que fue levantada, el presidente del bloque FPV-PJ, Héctor Recalde, admitió que se trataba de “una frustración” y puso de relieve que el proyecto “no ha sido una iniciativa del FPV sino de los trabajadores del pueblo argentino”, aunque dijo "tener la alegría de haber cumplido con los principios de defender los derechos de los trabajadores”.


Otro de los impulsores de la sesión, el sindicalista del Bloque Justicialista Oscar Romero, lamentó también el fracaso de la sesión y dijo que “en algún lugar de la Patria debe estar llegando algún telegrama de despido a algún trabajador y nosotros queríamos evitar eso, esta ley no era en contra de nadie, es favor de los trabajadores”.

Por su parte, Daer, del Frente Renovador dijo, en alusión a las afirmaciones de Sergio Massa de los últimos días, que a él “no lo había llevado nadie a patadas” y lamentó que no se haya podido debatir la ley.

También, desde el Frente de Izquierda, Néstor Pitrola anticipó la posibilidad de convocar a un paro nacional “no para repudiar el veto de Macri sino para poner de pie a la clase trabajadora y para que la crisis la paguen los capitalistas”.