07/05/2016 La Matanza

Encontraron ahorcadas y presuntamente violadas a dos mujeres en Ramos Meja

Una joven de 26 años y su amiga de 14 fueron encontradas ahorcadas, desnudas y una de ellas violada en un galpón de de Ramos Mejí­a, en el partido de La Matanza, y la Policí­a buscaba esta noche al sereno que cuidaba el inmueble, quien tiene antecedentes por abusar de su propia hija de 12.

Una joven de 26 años y su amiga de 14 fueron encontradas ahorcadas, desnudas y una de ellas violada en un galpón de la localidad bonaerense de Ramos Mejí­a, en el partido de La Matanza, y la Policí­a buscaba esta noche al sereno que cuidaba el inmueble, quien tiene antecedentes por abusar de su propia hija de 12.

Según informaron fuentes policiales y judiciales a Télam, el hecho fue descubierto el viernes a la tarde en Avenida de Mayo 2080, de la mencionada localidad del oeste del conurbano, hacia donde llegaron las autoridades en busca de la mayor de las ví­ctimas, identificada como Marí­a Soledad Ramos.

Ramos tení­a dos pequeños hijos de 7 y 9 años a los que no habí­a ido a buscar a la salida de la escuela, por lo que los directivos se comunicaron con la Policí­a y se dirigieron hasta el domicilio que habí­an registrado en sus fichas de inscripción.

Al llegar al lugar, los efectivos se encontraron con la puerta cerrada con llave, decidieron forzarla y descubrieron los cadáveres de María Soledad y de una menor de edad que luego serí­a identificada como Florencia Ayelén Mariez Currena, a quien todos conocían como "Flopy".

Las ví­ctimas estaban en una habitación precaria confeccionada con cartones en la parte delantera del galpón, sobre una cama, desnudas, ensangrentadas y con signos de haber sido violadas.

La autopsia efectuada esta tarde estableció que ambas jóvenes fueron estranguladas con un cable, el cual fue secuestrado en el lugar, y que la menor, que tenía signos de sujeción en las muñecas, fue violada.

En tanto, la mayor aparentemente mantuvo relaciones sexuales consentidas, ya que no se hallaron signos de violencia en la zona genital.

Lo que llamó la atención a los investigadores es que ninguna de las dos chicas tenía signos de defensa, por lo que sospechan que pudieron haber sido drogadas, ya que no tenían los típicos golpes en la cabeza que pudieran haberlas desmayado.

Por ese motivo, se extrajeron muestras de los cadáveres para realizar los estudios toxicológicos correspondientes.

En tanto, los peritos que trabajaron en el lugar hallaron en una mesa de luz un preservativo usado y ensangrentado, que será peritado para extraer muestras de ADN del asesino.

Sin embargo, no encontraron la ropa interior de las víctimas ni sus documentos de identidad, por lo que los pesquisas creen que el sospechoso, identificado como Cristian Héctor Perrone (43), se los llevó del lugar en una bolsa.

Debido a que un remisero declaró haberlo visto caminando ayer a la tarde con una bolsa de supermercado por Avenida de Mayo, la Policía revisó hoy los cestos de basura de la zona ante la presunción de que la haya arrojado, pero no se encontró nada.

Los investigadores llegaron a Perrone como principal sospechoso luego de que ayer, tras hacer unas pocas preguntas a los vecinos, supieron que el galpón contaba con un sereno que viví­a en una habitación situada en la parte trasera del lugar y al que varias personas habí­an visto salir horas antes claramente apurado.

Aunque algunos vecinos de la zona identificaron a Perrone como "la pareja" de Marí­a Soledad, el propietario del galpón explicó a la Justicia que simplemente viví­an en distintos sectores del inmueble: el hombre como vigilante y la mujer con sus hijos, como un favor porque no tení­a donde quedarse.

José, padrastro de Florencia, concurrió esta mañana al lugar y dijo que creí­a que la chica "vio algo que no tenía que ver y por eso la mataron".

En tanto, un pariente de Marí­a Soledad detalló a los investigadores que ésta no tení­a relación de parentesco con Florencia sino que mantení­an una amistad y que como la menor tiene a su madre internada por problemas psiquiátricos pasaba mucho tiempo en el galpón con ella y sus hijos.

Esa misma persona relató que Marí­a Soledad le relató en distintas oportunidades que el sereno habí­a intentado propasarse con ella y que supo que su ex mujer lo habí­a echado de la casa por abusar de su propia hija de 12 años.

Por su parte, Liliana González, abogada y amiga de la familia de Florencia, sostuvo que la chica concurría al galpón porque "se acompañaban mutuamente con Soledad".

"Ella iba y estaba con los chiquitos, encontraba como una mamá porque la suya está muy enferma", agregó.

Con estos datos, los investigadores buscaban esta noche intensamente a Perrone y solicitaron a los medios de comunicación la difusión de una foto de su Documento Nacional de Identidad para que cualquier persona que lo haya visto o tenga información sobre su paradero avise al 911.

Aunque se dio aviso a Migraciones, el hombre es buscado en la provincia de Buenos Aires, ya que no tiene medios económicos para escaparse del país, dijo a Télam un investigador.

Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios del Departamento Judicial La Matanza, a cargo de José Luis Maroto.