29/04/2016 en el Konex

"La flauta mgica" de Mozart, en versin para nios

La última de las óperas compuestas por Wolfgang Mozart, adaptada al español y en versión infantil, es interpretada todos los sábados desde las 16 en el escenario de Ciudad Cultural Konex por el colectivo Juventus Lyrica.

"Se dice que antes de morir, Mozart dijo 'Si solo pudiera escuchar La flauta mágica una vez más...' Se trata de música intuitiva, auténtica y hasta familiar, expresada en un idioma universal que los chicos pueden comprender perfectamente (incluso si está cantada en alemán)", afirmó María Jaunarena, encargada de la adaptación y la puesta en escena.


"Mozart -agregó la responsable de esta novedosa versión- tiene inmediatez, ausencia de intermediación y de cualquier protocolo; todo eso torna ideal a esta ópera para la adaptación",

La flauta mágica", inscripta en el género del "singspiel" (con partes dialogadas), es una de las siete óperas compuestas por Mozart en su período de madurez y quizá la más abiertas a la conversión a un lenguaje más accesible y universal.

"La adaptación para chicos significó para mí un triple desafío: el desafío de traducir la obra intentando ser fiel a su espíritu; segundo, hacerlo sin dejar de lado el lenguaje actual de los chicos; y por último, lograr que todo ese texto rimara y se ajustara con la métrica musical. Parece y es un trabajo difícil, pero todo lo que tiene de difícil, lo tiene también de simple e intuitivo. Porque si hay una ópera que tiene la capacidad de hablar a todos los públicos al mismo tiempo, esa es La flauta mágica", explicó Jaunarena.

La versión infantil de "La flauta mágica" fue estrenada en el Konex en el marco de la segunda edición del Festival Internacional de Música Clásica, recientemente concluido, pero este espectáculo continuará con sus funciones todos los sábados a las 15 hasta el 18 de junio.

"Es la última obra de Mozart y es un cuento maravilloso, que oculta múltiples significados: masónicos, es una alegoría alquímica, está basada en fuentes mitológicas y tiene una música que atrapa y no da respiro", apuntó la regisseur.

"La escenografía y la iluminación son de Gonzalo Córdova, y son una adaptación de la versión de La flauta mágica para adultos que hicimos juntos en 2013. Intentamos recrear un entorno misterioso y mágico, con una luna presente y un símbolo masónico como alter egos del mundo de la luz y la oscuridad, y una serie de proyecciones que refuerzan el relato", agregó Jaunarena.

- ¿Qué dificultades tiene adaptar una obra a para niños en general (qué es lo que se conserva y qué se resigna)? ¿La música de Mozart presenta alguna ventaja en particular en ese tránsito?
- Creo que uno de los problemas que suelen tener los libretos en español es que están hechos con palabras que los chicos no entienden, entonces el hecho en sí mismo de la traducción no tiene mucho sentido. Desde el vamos, me planteé la comprensión como desafío y cada vez que ideaba una estrofa se la cantaba a mi hija de seis años para ver si ella entendía el significado. Fui testeando así casi todo el libreto.
En términos de lo que decidí conservar y lo que decidí sacrificar, privilegié todo lo que traía consigo acción dramática, conflicto y desarrollo de la historia. En cambio los momentos más evocativos, o retóricos, como algunas arias o dúos, fueron sacrificados. La idea fue atrapar a los chicos a través del cuento, del desarrollo de la historia.
Hay que decir en ese sentido que "La flauta mágica" es una obra ideal para chicos. Un príncipe perdido al que persigue un dragón, una princesa a la que hay que rescatar, una reina sobrehumana y todopoderosa, un soberano justo que oculta una valiosa sabiduría y un antihéroe con plumas en la cabeza son los ejes constitutivos de la obra, y los chicos los pueden asimilar fácilmente porque son ingredientes de muchísimos cuentos de hadas que han leído y que nosotros hemos leído en la infancia también. Vienen siendo protagonistas de nuestra historia cultural desde hace siglos.
Pero por sobre todas las cosas, el poder de La flauta mágica está en la música. En 2013 dirigí esta ópera en su versión original. Mi hija tenía tres años, y podía escuchar esta música por horas, sin parar. El impacto fue único. Esa inmediatez, esa cercanía, esa ausencia de intermediación y protocolo, todo eso es Mozart.

- ¿Cuál es la situación que observan en general del público joven con los espacios tradicionales de la lírica y qué estrategias entienden más adecuadas y eficaces para estrechar esa distancia?
- Creo que hay un espacio ahí para experimentar y desarrollar nuevo público. La gente joven está llena de prejuicios en torno a que la ópera es aburrida, o que no sabe dónde aplaudir o que no va a entender. En Juventus Lyrica realizamos un programa dirigido a colegios secundarios, donde los invitamos a presenciar una ópera y les damos a sus docentes guías didácticas para que puedan profundizar en clase lo visto en el teatro. Es una apuesta a formar la demanda futura. Además, en nuestras puestas en escena hacemos mucho hincapié en la parte actoral de la ópera y tenemos una serie de políticas tendientes a ganar nuevas audiencias (acuerdos con universidades, abono joven y descuentos para menores de 45). Creo que ese es el camino.