27/04/2016 Nueva misin

Un nuevo contingente de Cascos Azules parti hacia Hait para cumplir tareas sanitarias

Los 60 militares que integran el contingente XXIII que participará durante seis meses de la misión de estabilización de las Naciones Unidas, donde Argentina dispuso un hospital reubicable, fueron despedidos por el ministro de Defensa, Julio Martínez.

Los 60 militares que integran el contingente XXIII de Cascos Azules que participará durante seis meses de la misión de estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah), donde Argentina dispuso un hospital reubicable, fueron despedidos hoy por el ministro de Defensa, Julio Martínez.

El hospital militar de la Fuerza Aérea está instalado en Puerto Príncipe, capital de Haití, y permanece en servicio tras la decisión de Naciones Unidas (ONU) de reducir la presencia de Cascos Azules en ese país, razón por la cual la mayoría de los hombres y mujeres que parten hacia allí están formados en medicina y enfermería.

La Argentina participa en la Minustah desde su creación, en 2004, y cuenta con gran reconocimiento internacional por el profesionalismo y compromiso de los más de 12.600 hombres y mujeres que allí se desempeñaron, informó el Ministerio de Defensa a través de un comunicado.

Familiares y amigos acompañaron en la ceremonia de despedida a los efectivos del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea que integran el XXIII contingente de cascos azules.

Martínez afirmó que "es decisión de este Gobierno continuar y profundizar la participación" de las fuerzas armadas en las misiones de paz de la ONU, al encabezar el acto en el Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz (Caecopaz), ubicado en Campo de Mayo.

"La preparación que reciben nuestros Cascos Azules, así como efectivos de otros países, en este centro de formación es de gran reconocimiento a nivel nacional e internacional”, destacó el ministro.

A la despedida del contingente asistieron, además, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de división Bari del Valle Sosa; el de la Armada, vicealmirante Marcelo Srur; el de la Fuerza Aérea, brigadier mayor Enrique Amrein, y el comandante Operacional, general de brigada Carlos Pérez Aquino, entre otras autoridades civiles y militares.