Internacional

13-04-2016 15:23 - España

Archivan la querella contra los líderes de Podemos por financiación ilegal

El Tribunal Supremo español archivó este miércoles las querellas presentadas por el pseudo sindicato Manos Limpias contra los líderes de Podemos, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, por supuesta financiación ilegal.

Telam SE
13-04-2016 | 15:23

"Mientras unos pocos se empeñan en seguir difamando, otros muchos seguimos tratando de mejorar el país", escribió Iglesias en su cuenta de Twitter, junto con la publicación de la sentencia. 

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo destaca en su resolución que "la mera publicación de informaciones en los medios de comunicación no puede justificar sin más, la apertura de un procedimiento penal". 

Los magistrados se refieren a que la querella presentada por Manos Limpias se basaba en documentos periodísticos sin aportar ninguna prueba que apoye o acredite "algún indicio accesible y racional" de la comisión de los delitos que se le imputan a Iglesias y Errejón, a los que se acusó de recibir financiación de países como Irán y Venezuela. 

Además, recuerdan a la acusación que el 4 de febrero de 2015 ya archivaron una causa contra los líderes de Podemos por los mismos hechos y los mismos delitos. 

El Supremo menciona el único elemento nuevo, el informe P.I.S.A (Pablo Iglesias S.A), supuestamente elaborado por la Udef, la unidad de delincuencia economía y fiscal de la Policía Nacional española. 

Pero lo desacredita y llega a la misma conclusión: "no se puede admitir una querella basada en recortes periodísticos". 

Ese informe policial, con fecha del 9 de febrero, y que cuenta con la firma del entonces jefe de la Udef, Manuel Vázquez López, acusa a los herederos de los indignados de cometer presuntos delitos electorales, de blanqueo, fiscales y financiación ilegal. 

La prensa española se hizo eco de esa investigación a pesar de que podría tratarse de un informe "fantasma", similar al que salió a la luz en 2012 contra el ex presidente catalán Artur Mas, al que se acusó de tener dinero en paraísos fiscales en pleno impulso del proceso de secesión. Por su parte, el
Tribunal de Cuentas del país abrió una investigación sobre las finanzas del partido. 

El informe sobre Iglesias lo vincula con la empresa 360º Global Media, que supuestamente "recibe transferencias de dinero de cuentas bancarias situadas en paraísos fiscales" o en países "de riesgo de estar vinculados a la financiación del terrorismo, como Irán". 


El documento en cuestión se publicó en medio de las negociaciones del socialista Pedro Sánchez con Podemos para la formación de un gobierno de cambio en España, que fracasaron. 

Consciente del daño que provocan estas informaciones, Iglesias apuntó al Ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y aseguró que si se demuestra que utilizó a la policía para atacar a Podemos deberá dimitir. 

"Es muy grave que el ministro del Interior pueda estar detrás de un informe que ha vuelto a desacreditar el Tribunal Supremo", remarcó este miércoles Iglesias en declaraciones al diario digital Público, tras acusar a Fernández Díaz de difamar a Podemos para "evitar que estemos en el gobierno". 

En las últimas semanas, cuando Podemos se disponía a negociar por primera vez de forma conjunta con los socialistas y los liberales de Ciudadanos, las sospechas de financiación ilegal volvieron a planear sobre la fuerza antiajuste a raíz de la publicación en dos diarios, El Confidencial y ABC, de otro documento, supuestamente en manos de la Udef, que indicaba que habían recibido más de siete millones de euros del gobierno de Venezuela. 

En el caso de las acusaciones contra Iñigo Errejón, el "número dos" de Podemos, el Supremo indica que se lo denuncian por hechos que fueron investigados "en el expediente disciplinario incoado por la Universidad de Málaga", a raíz del incumplimiento de un contrato como investigador, incurriendo en incompatibilidad. 

Al respecto, el instructor consideró que "podían ser considerados como dos faltas disciplinarias por no haber desarrollado el trabajo de acuerdo con los términos y cláusulas establecidas en el contrato suscrito por ambas partes y por no haber solicitado la compatibilidad para el ejercicio de actividades privadas durante la vigencia de dicho contrato", dice la sentencia. 

Dichos hechos, subraya el Supremo, "más allá del reproche ético y la ilicitud disciplinaria, no pueden ser constitutivos de un delito de estafa". 

Por otro lado, los magistrados afirman que la imputación de un delito contra la Seguridad Social a Errejón por su relación laboral con Podemos se basa en suposiciones de parte sin apoyo alguno y, además, las cifras indicadas no podrían ser nunca constitutivas de tal delito. 

"A golpe de titular sensacionalista y de dossieres prefabricados por policías supuestamente actuando a las órdenes del ministro (Jorge Fernández Díaz) de acuerdo con ciertos medios" se ha intentando acusar a Podemos de financiación ilegal o, al menos, extender y fijar la sombra de sospecha sobre la formación morada, remarcó Iglesias.

También te puede interesar