04/04/2016 Magreb

Tnez reabrir su embajada y consulado en Libia

En apoyo al gobierno de unidad apoyado por la ONU que llegó a la ciudad la semana pasada, Túnez autorizó este lunes el regreso de su misión diplomática y la reapertura de su embajada y consulado en Trípoli, la capital de Libia.

Túnez cerró sus misiones diplomáticas en la vecina Libia en 2014, cuando un grupo de milicias islamistas que había participado del derrocamiento y asesinato del ex líder libio Muammar Kaddafi, tomó control de Trípoli y estableció un gobierno opuesto a las autoridades reconocidas internacionalmente.

El primer ministro designado, Fayez al-Sarraj, jefe del gobierno de unidad y del llamado Consejo Presidencial, arribó a la capital libia el miércoles de la semana pasada, desatando el enojo del gobierno de Trípoli pero cosechando también elogios y promesas de respaldo de varios frentes.

En un comunicado, la Cancillería tunecina señaló que, en respuesta a la llegada del gobierno de unidad a Trípoli, reabrirá su embajada y consulado para "apoyar de forma incondicional cualquier iniciativa política que fortalezca un enfoque basado en un acuerdo mutuo entre los diferentes actores políticos en Libia".

"La decisión de Túnez no solo responde al fortalecimiento de las relaciones bilaterales, sino también al seguimiento continuo de los intereses de los tunecinos que viven en Libia", afirmó el comunicado, citado por la agencia de noticias EFE.

El año pasado, Túnez reabrió su consulado en Trípoli pero lo volvió a cerrar luego de que hombres armados secuestraran a 10 miembros del personal.

Pese a las tensiones y disputas y a la hostilidad de los gobiernos de Trípoli y Tobruk, así como a su falta de legitimidad, de momento el gobierno de unidad ha sido capaz de asentarse.

El domingo por la noche ordenó congelar cuentas bancarias de los ministerios y organismos públicos, salvo las vinculadas a los salarios, un paso más para arrebatar el control de la parte oeste del país al Ejecutivo de Trípoli.

"Una comisión formada por el consejo presidencial del gobierno, encabezada por Fathi al Majbari, se encargará de liberar las cuentas mencionadas después de recibir una petición en este sentido de la parte interesada", indicó el decreto.

El gobierno de unidad ha logrado ya el apoyo del Banco Central de Libia (BCL), de la Compañía Nacional de Petróleo (CNP) y de una decena de ciudades del oeste, así como de las poderosas milicias de la ciudad de Misurata.

En su comunicado, la BCL saludó la llegada del gobierno de unidad "y las resoluciones del Consejo de Seguridad" de la ONU, mientras que Mustafa Sanala, director general de la CNP, aseguró que trabajará "con el primer ministro Al Sarraj y el Consejo presidencial para superar nuestras divisiones".

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la comunidad internacional contribuyera militarmente a la victoria de los rebeldes sobre Kaddafi.

De la situación han sacado provecho grupos radicales como la rama libia de la organización islamista radical Estado Islámico (EI), que en el último año ha ampliado el territorio bajo su control e incluso establecido un nuevo bastión en la costa del Mediterráneo.
etiquetas