28/03/2016 en San Juan

Organizaciones sociales respaldaron los reclamos contra la minera en Jchal

Asambleas ciudadanas de casi todo el país le dieron este fin de semana “un importante respaldo a la lucha contra la contaminación" de los cursos de agua que llevan adelante vecinos de Jáchal, en el marco del 26 encuentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC), llevado a cabo en el departamento sanjuanino situado al norte de la provincia.

Por Jorge Lucero

Uno de los voceros de la “Asamblea Jáchal no se toca”, Iván Balmaceda, aseguró que “150 personas de asambleas ciudadanas de todo el país, de Chile, Uruguay, Canadá y Ecuador, nos apoyaron en nuestra lucha que ya lleva más de tres meses”.

La ONG realiza un acampe en la principal plaza del departamento -de unos 10.000 habitantes- situado 170 kilómetros al norte de la capital de San Juan, con el que piden el “cierre de la mina Veladero de la Barrick, porque contamina" los ríos.

Los activistas, que iniciaron su reclamo cuando se anunció la exploración en busca de uranio en Jáchal, ampliaron sus manifestaciones después de conocer el derrame de solución cianurada en el valle de lixiviación de la mina de oro Veladero, el pasado 13 de septiembre.

“Nos sentíamos muy solos y ahora nuestra lucha se ha fortalecido y nos sentimos con autoridad para seguir reclamando el cierre, la remediacíon del pasivo ambiental que Barrick está provocando y la prohibición de la megaminería en San Juan”, explicó Balmaceda en diálogo con Télam.

Durante el encuentro, que tuvo lugar entre los últimos jueves y domingo, “se acordó realizar actividades conjuntas que van a ser actos todos los días 13, que es la fecha del derrame en Veladero, y participar de una movilización para el Día Mundial del Medio Ambiente en el partido de Malvinas, donde los compañeros luchan contra Monsanto en ese lugar de la provincia de Buenos Aires”.

Durante las deliberaciones, Balmaceda dijo: “Escuchamos a la gente que produjo el bloqueo de la Barrick en Pascua Lama, que aportó videos y documentación legal para frenar ése mega proyecto, a los ambientalistas de Uruguay que lucharon contra la ex Botnia y a gente de Canadá que nos vivieron a contar los problemas que tienen con Barrick en su país”.

Afirmó que “se trataron también el problema del fraking, la megaminería, los problemas urbanos, los desmontes y el uso de agroquímicos que están perjudicando la vida digna porque nos están privando en todas partes, de tener un ambiente sano”.