22/03/2016 ataques en Blgica

Los colores de la bandera belga, en los monumentos y edificios de todo el mundo

La Torre Eiffel en París y la Fontana de Trevi en Roma son algunos de los monumentos más emblemáticos que fueron iluminados con los colores de la bandera belga, en solidaridad con las víctimas de los atentados en Bruselas.


"París y Bruselas están unidas", dijo la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, al anunciar que el símbolo de París se iluminaría con esos colores.

La célebre Fontana de Trevi, ubicada en el centro de Roma, se tiñó este martes de los colores de la bandera de Bélgica.

El negro, amarillo y rojo de la bandera belga fueron proyectados sobre este monumento como "gesto de homenaje de Roma y de los romanos a las víctimas" de los ataques de Bruselas, indicó un comunicado de la alcaldía de la capital italiana.

También en Roma, la enseña belga fue proyectada sobre la fachada del Campidoglio, sede del consistorio capitalino.

Al otro lado del Atlántico, en Nueva York, la antena del One World Trade Center también se iluminó al caer la noche, informó la agencia de noticias EFE. "Nueva York se solidariza con el pueblo de Bélgica en rechazo al odio y el extremismo, nos unimos al resto del mundo en el luto por las víctimas y seguimos comprometidos a ayudar a crear un mundo más justo y pacífico", dijo el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo.

La puerta de Brandenburgo, uno de los monumentos más representativos de Berlín, también se iluminó con los colores belgas. "Nuestros pensamientos están hoy con las víctimas mortales, los heridos y sus familias. Berlín está al lado de Bruselas, representante de la solidaridad y unidad europeas", afirmó en un comunicado el alcalde-gobernador de la capital y ciudad-estado, Michael Müller.

El Palacio Real de Amsterdam y el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, en Dubai, también se unieron a este movimiento de solidaridad con Bélgica.

El castillo de Edimburgo, la Biblioteca de Birmingham (Reino Unido), el monumento Penshaw (Inglaterra), el Ayuntamiento de Lisboa o la plaza Mayor de Salamanca (España) fueron otros de los edificios que cambiaron sus colores por los belgas.

También en la capital belga, lugar de los atentados que han causado la muerte de 34 personas y 200 heridos, los colores de la bandera se proyectaron sobre el edificio del Berlaymont, la sede de la Comisión Europea, el Ejecutivo del bloque comunitario.

No es la primera vez que edificios y monumentos emblemáticos expresan una señal de solidaridad y apoyo: ya se produjo tras el ataque a la revista satírica Charlie Hebdo, en enero de 2015 en París, y tras los atentados de noviembre pasado en la capital francesa.