17/03/2016 tensin

Los kurdos en Siria declaran la creacin de una regin federal en el norte del pas

Representantes del pueblo kurdo de ese país declararon este jueves la creación de una región federal en las tres áreas autónomas kurdas del norte del país, desoyendo el rechazo del gobierno y la oposición siria, así como de Turquía y Estados Unidos contra una decisión que añade aún más tensión a una región en llamas.

Pese a no ser invitados a la conferencia de paz entre el gobierno sirio y la oposición que se lleva a cabo en Ginebra, los kurdos han vuelto a demostrar que, sin contar con ellos, será muy difícil determinar el futuro de Siria. 



En un congreso en la ciudad de Rmeilan, las facciones que controlan un amplio territorio del norte del país votaron este jueves declararse entidad federal, autónoma con respecto al Ejecutivo central de Damasco

La declaración se produjo tras reunirse "cerca de 200 delegados de todas las regiones del norte de Siria, además de representantes de comunidades étnicas", en Rmelian, declaró el copresidente del kurdo Partido de la Unión Democrática (PYD), Salih Muslim, a la agencia de noticias rusa Ria Novosti.

Los planes de crear este sistema federal los había anunciado el miércoles Idris Nassan, funcionario de la Dirección de Asuntos Exteriores del aérea autónoma de Kobani, quien explicó que la "Federación del Norte de Siria", nombre que recibió la región federal, "representará a todos los grupos étnicos que viven allí".

Nassan agregó que la propuesta de la federación existía desde el inicio del conflicto sirio, en 2011, y que estaba en línea con "una larga historia de oposición y una larga historia de lucha que llevan adelante los kurdos por los derechos legítimos de su gente en este país".

Esta región autónoma reemplazará a los tres "cantones" autoadministrados en los cuales están ahora divididos -Yazira, Kobani y Afrin- y que conforman la región de "Rohava", como llaman los kurdosirios al noreste de Siria, para ellos concebida como "Kurdistán occidental", para distinguirlo del Kurdistán oriental que es la región autónoma kurda del norte de Irak.

La decisión se encuadra en la tomada hace años por las organizaciones kurdas de esta región, que abandonaron la idea de un Kurdistán independiente y centraron su estrategia política y militar en la consecución de autogobiernos y de un sistema federal que permita estrechar vínculos y relaciones comerciales entre las diferentes regiones.

Enfrentada a Damasco, la federación unirá las diversas comunidades nacionales y sus milicias para enfrentarse al Estado Islámico (EI), a Al Qaeda y otros grupos del heterogéneo arco de agrupaciones islamistas que combaten entre sí y también contra el gobierno de Bashar al Assad, pero son consideradas "terroristas" por la comunidad internacional.

Al Assad se apresuró a responder a través de un portavoz de la Cancillería que "un anuncio de este tipo no tiene validez legal y no tendrá ningún impacto legal, político, social y económico".

"El gobierno de la República Árabe Siria advierte a todos los que quieran perjudicar la unidad territorial y del pueblo de Siria", señaló la fuente, citada por la agencia de noticias SANA, y subrayó que Damasco considera que este intento de federalismo "viola la integridad territorial e incumple la Constitución", así como "resoluciones internacionales".

También la Coalición Nacional Siria (Cnfros), principal alianza política opositora, rechazó la iniciativa kurda y expresó su repulsa ante "cualquier intento de crear entidades, regiones o departamentos que confisquen la voluntad del pueblo sirio", en un comunicado en su página web.

Apuntó, además, que "la injusticia causada a un individuo o grupo bajo el gobierno de la familia (del presidente Al Assad) no se elimina aplicando proyectos unilaterales o preventivos, sino apoyando la opción de una solución política con la creación de un Ejecutivo transitorio con todas las prerrogativas".

La Cnfros subrayó que la decisión de constituir un Estado central o federal no corresponde a "una sola facción, partido, clase, corriente o parte del pueblo".

El gobierno de Estados Unidos rechazó la medida a través del portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, quien dijo que el país "no reconoce ni reconocerá ningún autoproclamado territorio semiautónomo", consignó la agencia Sputnik Mundo.

Mientras tanto, Turquía dijo que cualquier medida unilateral encaminada a declarar una federación no puede ser válida y agregó que apoya la unidad nacional y la integridad territorial Siria.

"La estructura administrativa de Siria será decidida por todos los sirios a través de la adopción de una nueva Constitución", declaró una fuente de la Cancillería turca citada por el diario Hurriyert Daily News.

La decisión kurda anunciada este jueves fue tomada tras la petición de Turquía de que los representantes del Partido de la Unión Democrática (PYD) -vinculado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), fuertemente enfrentado a Ankara- no fueran invitados a las conversaciones de paz sobre Siria que tienen lugar desde el lunes en Ginebra.

La caliente y porosa frontera sirio-turca, atravesada por el conflicto kurdo, agudizó su tensión luego que el grupo radical kurdo Halcones de la Libertad de Kurdistán (TAK) reivindicara este jueves el atentado del domingo pasado en Ankara con coche bomba que causó 37 muertos.

Los kurdos, con na población estimada entre 50 y 60 millones, son un pueblo indoeuropeo que habita la región montañosa del Kurdistán, en Asia Occidental, cuya población está repartida mayoritariamente en Siria, Irak, Turquía e Irán. 

Son en su mayoría musulmanes sunnitas, aunque una importante minoría todavía sigue la religión tradicional kurda, el yazidismo.

Tras la Primera Guerra Mundial, en la que apoyaron a los aliados contra el Imperio otomano, los kurdos lograron el reconocimiento de la independencia de su país por medio del Tratado de Sevres, pero este pacto nunca se ratificó y fue sustituido por el Tratado de Lausana, que repartió el territorio otomano entre los actuales Estados entre los que se encuentra dividido.