22/02/2016 gobierno nacional

El jefe de Gabinete aspira a que la paritaria docente "se resuelva lo antes posible"

Peña sostuvo que el gobierno nacional aspira a que "las clases comiencen normalmente" y acusó a los gremios de los maestros de “manipular los números de las paritarias”. Baradel exhortó a las autoridades a "reactivar las paritarias a nivel nacional".

 El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que el gobierno nacional procura que la discusión paritaria docente "se resuelva lo antes posible para que las clases comiencen de forma normal" y acusó a los gremios de "manipular los números" de esas convenciones colectivas, en tanto el sindicalista Roberto Baradel exhortó a las autoridades a "reactivarlas a nivel nacional", pero no convocó aún a protestas.

Peña ofreció este lunes una conferencia de prensa luego de la presentación del Plan de Modernización del Estado, ocasión en la cual explicó que "la educación es un servicio que brinda el Estado descentralizado en las provincias y, desde hace años, el gobierno nacional participa determinando un piso para el salario mí­nimo -la paritaria nacional-, aunque la real ocurre en cada provincia".

El funcionario señaló que a través del Ministerio de Educación de la Nación se conversa con las provincias para coordinar una política única al respecto a fin de determinar un piso mí­nimo en torno de los 8.500 pesos y para que ello "se ate a futuro al ingreso mí­nimo y que no exista ninguna duda".

También sostuvo que el ministro de Educación Esteban Bullrich anunció en diciembre último que el Estado nacional ayuda a "las provincias para que ningún salario docente quede por debajo".

"Se acordó con los gobernadores que trabajen sobre una idea en torno del 25 por ciento, más la asistencia que la Nación ofrece para llegar al 30/32 trabajado en este tiempo", afirmó.

Peña remarcó que en esa discusión "se quiso manipular un poco los números de parte de algunos gremios docentes y, en ese sentido, el gobierno nacional consideró que habí­a que esperar para firmar la paritaria nacional hasta avanzar en las provincias".

El funcionario reseñó también que en 2015 "se firmó la paritaria un dí­a antes de comenzar las clases, por lo que no es cierto el argumento de que se aguarda la paritaria nacional para discutir en las provincias", a la vez que señaló su "aspiración" de una pronta resolución para que las clases comiencen "normalmente".

Peña apeló a "la responsabilidad de todas las partes para trabajar de manera franca y honesta y resolver la cuestión".

Baradel, titular del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), exhortó a las autoridades a "reactivar las paritarias a lo largo y ancho del paí­s", aunque descartó por el momento la realización de medidas de fuerza.

En conferencia de prensa ofrecida en la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) junto a otros representantes gremiales del sector, el dirigente admitió que "están congeladas las negociaciones salariales a partir de que el Ministerio de Educación de la Nación no formalizó aún la propuesta nacional".

Baradel aseguró que los sindicatos de la actividad "se manejan en la negociación salarial con máxima cautela y nunca se refirieron a posibles medidas de fuerza porque se propicia el diálogo".

A su vez, el titular de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, reiteró que "no hay que atacar a quienes visibilizan el reclamo y las propuestas de los trabajadores".

López exhortó también al diálogo, a formalizar la propuesta y a "no atacar a los mensajeros-representantes de los trabajadores".
El secretario de prensa de la CTERA, Alejandro Demichelis, advirtió que peligra el inicio de clases el 29 de febrero y lo atribuyó al gobierno nacional por "congelar la paritaria".

"De forma insólita el gobierno cortó el diálogo la semana anterior", sostuvo el dirigente sindical, quien exhortó a las autoridades nacionales y provinciales a retomar el diálogo y convocar "de manera urgente" a las negociaciones.

"Es un hecho inédito lo que sucede con la paritaria: Que el gobierna ofrezca algo y luego no quiera formalizarlo en el Ministerio de Trabajo. Ello realmente nunca pasó", subrayó.