31/01/2016 familia

Historias de vida: viajar a la Antrtida a das de ser padre

El personal civil y militar que se embarca en la aventura antártica sabe que el viaje lo pondrá lejos de la vida familiar y cotidiana, que podrá perderse vivencias alegres y que tendrá que sufrir la distancia, como el caso del teniente de navío Fernando Ruiz, quien a pocos días de ser padre fue seleccionado para integrar la tripulación del buque polar ruso Vasily Golovnin que abastecerá las bases argentinas en el continente blanco.

Por Enviado especial


El personal civil y militar que se embarca en la aventura antártica sabe que el viaje lo pondrá lejos de la vida familiar y cotidiana, que podrá perderse vivencias alegres y que tendrá que sufrir la distancia, como el caso del teniente de navío Fernando Ruiz, quien a pocos días de ser padre fue seleccionado para integrar la tripulación del buque polar ruso Vasily Golovnin que abastecerá las bases argentinas en el continente blanco.

El oficial de la Armada recibió la convocatoria hace apenas 2 semanas, mientras su esposa cursaba los últimos días del embarazo.

"Sabían que estaba en esta situación de preparto. Me dijeron 'fíjese si puede, usted está designado, pero fíjese si puede'. Pedí contestar en 10 minutos y mi esposa me dijo 'andá que no sabes cuándo te va a volver a tocar'", señaló Ruíz en diálogo con Télam a bordo del buque.

"Vos ya sabes que es así. La familia de un abogado sabe que a veces va a tener que quedarse hasta tarde trabajando, o un aviador civil puede tocarle volar en Navidad. Por eso la familia es un punto fundamental, muchas cosas no hubiera podido hacer si no tuviera la esposa que tengo", concluyó el oficial.