11/01/2016 triple crimen

Detuvieron a Cristian Lanatta y Vctor Schillaci tras permanecer 15 das prfugos

Fueron recapturados esta mañana durante distintos allanamientos en Santa Fe luego de escapar del penal de General Alvear, según lo confirmó el vicegobernador de Santa Fe, Carlos Fascendini.

Cristian Lanatta y Víctor Schillaci fueron recapturados hoy en un predio arrocero de la localidad santafesina de Cayastá tras permanecer 15 días prófugos luego de escapar del penal bonaerense de General Alvear, se informó oficialmente.

Por su parte, Martín Lanatta (42), el restante evadido que había sido detenido el sábado en esa misma localidad del norte de la provincia de Santa Fe, se negó esta tarde a declarar ante el fiscal Cristian Citterio, aunque dijo que va a "colaborar" con la investigación de la fuga.

La captura de los últimos dos fugitivos fue concretada esta mañana por personal de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) de la Policía santafesina en el predio del molino arrocero Spalletti, donde habían tomado de rehén a Franco Martín, el encargado del lugar.

"Entro a trabajar y ellos me toman de sorpresa, veo que están vestidos de verde, abro la puerta para decirles que yo era el encargado y me apuntaron con una pistola nueve milímetros", relató a la prensa la propia la víctima.

Según Franco, los ahora detenidos le dijeron que se "quede tranquilo, que colabore con ellos", y le pidieron agua y comida.
El encargado contó que, si bien le dijeron que ellos no tenían ningún problema en usarlo "de escudo" en un nuevo tiroteo, lo "trataron bien" y que minutos después arribaron los policías santafesinos que los finalmente los detuvieron sin que se resistieran.

Tras la captura, Cristian Lanatta (44) y Schillaci (35) fueron trasladados a la comisaría 5ta. de Cayastá y luego por tierra y aire hasta los tribunales porteños de Comodoro Py, donde quedaron a disposición del juez federal Sergio Torres.

Humberto Próspero, uno de los abogados defensores, informó a la prensa que en la audiencia ante el magistrado, los dos recapturados "agradecieron al juez y a las fuerzas de seguridad que están con vida".

En esas circunstancias, Schillaci también le manifestó al magistrado que tiene "miedo de que lo maten dentro de un penal", precisó a Télam una fuente de la investigación que agregó que tras la audiencia, los detenidos fueron alojados en la cárcel federal de Ezeiza, donde también se encuentra Martín Lanatta.

Hasta dicha unidad penitenciaria se trasladó esta mañana el fiscal Citterio para indagar al menor de los hermanos condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

"Se negó a declarar pero dijo que está dispuesto a colaborar en un futuro cercano", indicó el instructor judicial al cabo de la diligencia.
Según el acta elaborada por la policía de Santa Fe que llegó hoy al juzgado de Torres, Martín Lanatta tenía 155 cartuchos de distintas armas al momento de su detención.

"Ya está, ya está, me entrego", quedó consignado que dijo a los policías que lo encontraron caminando descalzo por un campo arrocero de Cayastá cercano adonde hoy detuvieron a su hermano y a Schillaci.

Paralelamente, los abogados defensores presentaron esta mañana ante el magistrado un pedido para que se inhiban los demás jueces que llevan causas en las que están imputados sus representados -hay por lo menos seis expedientes abiertos en la Justicia bonaerense y santafesina por la fuga y hechos posteriores- y que haya un solo expediente que tramite en Comodoro Py.

Los motivos son que la defensa considera que en un caso como éste, donde se investiga conexiones con el narcotráfico, la Justicia Federal tiene prioridad sobre la ordinaria y también porque una sola causa aporta "economía procesal".

Por otra parte, en la localidad de Helvecia, vecina a Cayastá, se llevó a cabo esta tarde, durante el traslado de los detenidos a la Capital Federal, una conferencia de prensa encabezada por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, quien contó que el presidente Mauricio Macri está "contento pero alerta" tras las recapturas.

La funcionaria afirmó que pusieron "piedras en el camino desde el primer día" de la fuga porque hay "un enemigo que se infiltra en todos lados" en relación a las "pistas falsas" que se brindaron durante la búsqueda de los tres prófugos y afirmó que "no van a lograr el narcoestado".

Junto a la ministra estuvo el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, quien aseguró que por encima de los tres evadidos hay una "organización muy compleja" y prometió "ir por esa cabeza".

Por su parte, el ministro de Seguridad santafesino, Maximiliano Pullaro, dijo en la conferencia que no descartaba que algún sector de la Policía de esa provincia haya tenido vinculación con las mencionadas "pistas falsas".

"Nosotros no descartamos absolutamente nada. Estamos colaborando con la investigación, en lo que requiera el Poder Ejecutivo y la Justicia Federal", afirmó.

Mientras que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, sostuvo en otra conferencia de prensa realizada en el partido bonaerense de San Miguel que en materia de narcotráfico "durante muchos años la política miró para otro lado o fue cómplice", al tiempo que afirmó que su gobierno buscará al prófugo Ibar Perez Corradi, acusado de ser el jefe de los evadidos del penal de Alvear.

Este empresario farmacéutico fue considerado por la Justicia como el autor intelectual de los homicidios de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), quienes en agosto de 2008 fueron encontrados asesinados a balazos en General Rodríguez.

En el fallo que condenó a los hermanos Lanatta, Schillaci y el hermano de éste, Marcelo (36) a prisión perpetua se determinó que fue Pérez Corradi quien los contrató para cometer la masacre ya que las víctimas ponían en riesgo sus negocios con el tráfico de la efedrina.