22/10/2015 Charla

Charla en Tlam: Mario Wainfeld y Sergio Wischevsky analizaron el escenario electoral

El martes 20 de octubre a las 19 hs. se llevó a cabo en Casa Defensa, el centro cultural de Télam, una charla acerca del periodismo político de cara a las elecciones con Mario Wainfeld y Sergio Wischñevsky como panelistas invitados.



La moderación del evento fue realizada por el editor de la sección política de la Agencia, Rodolfo Colángelo, quien presentó a los invitados para debatir acerca del panorama político y los diferentes escenarios que se plantean frente a las elecciones nacionales del próximo 25 de octubre.

Sergio Wischñevsky rompió el hielo al hablar de la primera anomalía que se le presenta: “como historiador voy a hablar de algo que va a pasar el fin de semana que viene”. Y señaló que “el cuadro frente al que hoy estamos es de crecimiento” y que “no hay una enorme expectativa sobre lo que va a pasar el domingo”, destacando que la mayor incertidumbre se da al preguntarse qué va a hacer Scioli una vez que asuma como presidente.

Wischñevsky apuntó que hasta antes del 2001 el historiador no tenía otro lugar más que en la academia, pero a partir de la crisis “empieza una mirada histórica”. Eso se da porque “en este periodo democrático ha habido un fuerte cambio de paradigma, se abrió un sentimiento de que la historia es práctica y se puede moldear”.

El columnista de Economía sin corbata señaló que “la lógica de los últimos años muestra que el liderazgo político estuvo a la vanguardia de esta sociedad” y destacó que “el rumbo de Argentina a partir del 10 de diciembre no nos coloca como espectadores porque la historia y la política han vuelto a ser prácticas, lo que hace que ésta sea una democracia muy vital”. Y concluyó: “hay que seguir armando mayorías, seguir discutiendo y tal vez subir el nivel del debate”. “Hay que construir un discurso y un mensaje político más elaborado”, pero “no hay recetas, es el momento de las apuestas”

Mario Wainfeld continuó el discurso de su colega y agregó que “en los tiempos que vivimos el debate ha llegado a un punto, y le falta la idea de que un discurso propio no es sólo decir ‘no’ cuando el otro dice ‘sí’”.

El periodista afirmó que no iba a realizar futurismos ni iba a hablar de lo que podía llegar a pasar luego de las elecciones. Eligió centrarse en el lugar que debe ocupar el periodista de política, destacando que “uno tiene que contar desde qué lugar habla” y tener claro que se habla desde una “ética situada” y “forma parte de un sistema de negociaciones”, “dialoga con los adversarios”.

“La gente quiere vivir mejor” indicó Wainfeld, y eso “tiene que ver con una vocación populista de la comunicación porque comunicar es no transmitir furia, no es llenar de bilis en contra de los blancos o los negros; comunicar es ayudar a que la gente viva mejor”. El desafío del periodista es entender que “hay que tener un relato propio y novedoso, poco trillado, apelar a la creatividad” y saber que “hay una forma de contar que es una forma nacional y popular que no está tan desarrollada como la forma de la oposición”.

La charla concluyó con una amplia participación del público e intercambio de ideas con los panelistas y una gran expectativa de cara a las elecciones presidenciales del próximo domingo.