Espectáculos

30-09-2015 15:37 - documental

En "Cuerpo de letra", D'Angiolillo explora el complejo universo de las pintadas politicas

El cineasta y artista gráfico Julián D'Angiolillo es el autor un atractivo documental que llegará este jueves a dos salas porteñas y donde se sumerge en el complejo mundo de la propaganda política, a través del retrato de un grupo de letristas que -por convicción o simplemente por dinero- cubren con nombres y consignas paredes y muros de la Capital y el Gran Buenos Aires.

Telam SE
30-09-2015 | 15:37

La nueva película del director de “Hacerme feriante”, que si bien es un documental posee una puesta en escena sofisticada, mucho más cercana a una ficción contemplativa y onírica, sigue los pasos de Ezequiel, un joven que se convierte rápidamente en un hábil letrista y pinta con destreza la propaganda de múltiples candidatos.

Trailer de "Cuerpo de letra"

VER VIDEO

“El título de la película remite a lo tipográfico pero también al cuerpo social. Es la medida de cualquier escala, la de una tipografía, la de una ciudad y también la de una banca, que también es un espacio a ser llenado”, afirmó D'Angiolillo, quien estrenará su filme en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) y en el Bama Cine Arte del microcentro porteño.

Para el realizador, los letristas que se encargan de este tipo de propaganda “son instrumentos de una parte de la política sobre la que a nadie le gusta hacer foco. Salvo por algunos que salen a pintar con convicciones, como militantes de un proyecto, la mayoría de estos letristas son los que hacen el trabajo sucio de la política”.

Producida por Los Andes Cine y El Nuevo Municipio, “Cuerpo de letra” aborda el mundo íntimo de estos trabajadores que, organizados en brigadas, cubren rápidamente con mensajes políticos y nombres de candidatos los espacios públicos que quedan vacíos, con un sistema que incluye al que blanquea las paredes con cal, al que colorea las letras y al que les hace las sombras.

“El letrista es como la estrella del equipo, es el que instala un estilo de tipografía. Pero es sólo una parte de un sistema mucho más amplio y organizado en el que, cuanto más pintores son, más rápido hacen un trabajo. La película muestra cómo Ezequiel se incorpora a una de esas brigadas y cómo pasa a ser un valor de cambio, ya que va pasando a otros grupos”, explicó D'Angiolillo.

Si bien sigue las vivencias de Ezequiel, quien además de letrista trabaja leyendo publicidades que serán reproducidas desde avionetas y también forma parte de la banda de cumbia Siete Lunas, el filme muestra la forma en la que trabajan estas cuadrillas de pintores durante una campaña política, en la que toda superficie vacante de la ciudad será disputada como una presa.

Para D'Angiolillo “no es común en el mundo que haya estas brigadas o escuadrones tan especializados en este tipo de pinturas, porque son casi profesionales. Si bien van a existir siempre militantes, estos son gente que arman pequeñas Pymes, algunas incluso familiares o de parentesco barrial, y muchas veces pintan por dinero y no necesariamente por convicción política”.

Filmada en espacios tan distantes como Villa Domínico, Quilmes, toda la avenida General Paz, Liniers, Villa Lugano, Avellaneda, Tigre, Nordelta y todo el Acceso Oeste, la película también exhibe la preocupación de D'Angiolillo por todo cambio o transformación del paisaje urbano, que ya había desarrollado en un libro sobre la historia del Parque Rivadavia y su no muy lejano enrejamiento.

Telam SE
“Ellos tienen muy claro el mapa de la ciudad que pueden pintar. Tienen como una cartografía propia de las paredes y los muros”, señaló el director, y agregó que “el cuerpo de letra es un recipiente vacío en el cual uno puede poner cualquier mensaje. Y ellos son como los medium para que esos espacios vacantes, que son las paredes, sean llenados”.

“Lo importante para mi -prosiguió D'Angiolillo- era cómo narrar esos espacios vacantes que pueden llenarse con mensajes políticos. Hay algo de enajenación de la palabra y del mensaje. Estamos tan bombardeados de imágenes que en un punto ya estamos anestesiados frente a estos mensajes”.

La génesis del filme está en una instalación que el autor realizó en 2011 para la inauguración de Tecnópolis, “una especie de paisaje distópico que buscaba usar mobiliario urbano como instalación y dentro de eso dejaba ciertos mensajes en pasacalles y textos al estilo de pintadas políticas. Ahí conocí a dos de estos jóvenes que hacían pintadas políticas para ganarse la vida”, recordó.

Cercano al mundo de la gráfica por sus estudios artísticos y por su vocación de dibujante e historietista, D'Angiolillo sostuvo: “Siempre me inquietó la gráfica del conurbano y el tiempo que depositás en tus viajes para observar el paisaje, donde tenés esas pintadas que tienen una llegada inmediata y efectiva”.

“Cuerpo de letra” se verá en el Malba los jueves a las 21 y los domingos a las 18, y en el Bama desde mañana y hasta el miércoles 7 de octubre, siempre en el horario de las 19.30, luego de lo cual, durante noviembre, llegará al Espacio Incaa KM0, Cine Gaumont, al Cineclub Municipal Hugo del Carril de Córdoba, al Museo MAR de Mar del Plata y al Cine El Cairo de Rosario.

También te puede interesar