28/09/2015 Anna Franco

Lleg "Alienacin", la segunda entrega de la saga "Rebelin"

Los jóvenes Lenah y Nahier irrumpen en Alienación, segunda entrega de la saga "Rebelión" escrita por Anna Franco, con nuevas y trágicas aventuras que amplían los territorios de esta distopía, literales e ilusorios, donde amor, amistades y convicciones tambalean, alcanzados por una guerra que los obliga a separarse y tomar partido, muchas veces insospechados.

Por Anala Pez

"Nunca supe lo que significaba sonreír hasta que Lenah apareció. Fue una noche que no sería igual a las demás noches de mi vida, que parecían clonarse unas con otras, como una vez me habían clonado a mí", son las palabras con que la autora sitúa a los lectores en una historia cargada de pasión, de aventuras con resucitados y de un mundo amenazante.

En línea con las sagas para adolescentes "Maze Runner" o "Los juegos del hambre", "Alineación" va ganando terreno dentro de las aventuras escritas en Argentina.

La historia se sitúa en la Patagonia que Estados Unidos conquistó en la Tercera Guerra Mundial de 2026 y cuenta las odiseas que viven los protagonistas luego de que Prisma -un laboratorio de diseño de armas biológicas- fuera destruido.
La pareja se oculta en un bosque y comienza una nueva vida donde ya no importa si él es un clon o ella una resucitada, pero ese mundo ideal pronto acaba y distintas promesas que realizaron en el pasado los separan.

"Debo decir que amo este segundo libro porque tiene giros inesperados no sólo de la trama sino en los protagonistas; además queda en clara evidencia la psicología de Nahier, un personaje tan complejo que me gustó ir descubriendo con el correr de las líneas", comenta Franco en entrevista con Télam.

"Otra de las cosas que me apasionaron fueron los momentos de acción, que son muchos más que en el anterior libro, además los lectores conocerán muchos personajes nuevos que son tremendos", advierte la creadora de esta popular saga.

Franco, profesora de literatura y docente que descubrió su pasión por la escritura de pequeña y que tiene como géneros preferidos al romance y la ciencia ficción, supo disfrutar del policial, lo fantástico y lo psicológico.

Esta trilogía nació en 2006, cuando caminando por la calle Franco se encontró leyendo en un diario de entrega gratuita una noticia sobre 'criopreservación', el proceso para congelar células y tejidos a temperaturas muy bajas - 80 a 196 grados bajo cero- con el objetivo de disminuir las funciones vitales del organismo y mantenerlo en condiciones de vida suspendida por largo tiempo. 

Eso la inspiró, por otra parte, a profundizar su investigación y escribir una precuela de una trilogía que está próxima a lanzarse y aún no tiene título, en la cual cuenta con detalle la vida de Annie y Alexander, personajes importantes en "Rebelión" y la gestación de ese mundo anárquico y aparentemente en extinción.

Los lectores conocieron primero a Franco por sus novelas románticas -"Nada más que una noche", "Una noche con ella" y "Camino al placer", entre otras- pero la autora dio un giro en su escritura, ¿Por qué seguís apostando a la escritura para los jóvenes? "No tengo una razón en particular, es lo que me salió, pero para descomprimir un poco el género destiné la saga a jóvenes-adultos como sus protagonistas: muy jóvenes, pero no adolescentes", explica Franco.

"El romance y la ciencia ficción son muy diferentes, pero como siempre disfruté leer ambos géneros no me costó adecuarme a las cualidades de uno ni del otro. Además, los personajes de las distopías -sociedades indeseables en sí mismas- viven experiencias extremas y tienen reacciones muy maduras, a pesar de ser jóvenes, lo cual me ayuda a delinearlos", afirma.

¿Qué tipo de libros le recomendás a los chicos? "Creo que los clásicos de la literatura siempre influyen para bien, en mi caso sirvió para mi formación como escritora, ya que las ideas básicas de la humanidad están plasmadas en ese tipo de libros, y son una gran fuente de inspiración sobre diversos temas: el amor, la vida, la muerte y la hipocresía".

"Si tengo que mencionar textos que influyeron en mí a la hora de producir ciencia ficción pueden ser los pilares del género, como H. G. Wells, Aldous Huxley, George Orwell, Isaac Asimov y Ray Bradbury, pero mi mayor fuente de inspiración siempre es la realidad", concluye Franco.