09/09/2015 crisis migratoria

Ms de 200 refugiados se negaron a dejar los trenes en el sur dans y buscan seguir hasta Suecia

La mayoría son sirios, y se niegan a dejar dos trenes en los que se encuentran en el puerto de Rodby, en el sur de Dinamarca, pues rechazan ser registrados por la Policía de ese país y pretenden seguir viaje hasta Suecia.

El grupo es parte de un contingente de peticionarios que llegaron anoche a Rodby, en la isla de Lolland. Solo la mitad aceptó ser trasladado a un punto de concentración próximo, informó la Policía danesa.

Los solicitantes de asilo colgaron en las ventanas de los vagones decenas de carteles en los que se lee, en inglés, "Dinamarca, no" y "Suecia sí", según las imágenes difundidas por la televisión pública danesa (DR).

Apelan a la política favorable a los refugiados de Suecia y a la presencia de familiares allí para no ser registrados en Dinamarca.

Por las mismas razones otro grupo de personas que se encontraban alojadas en la escuela de Froslev, en el sur de Jutlandia, en su mayoría sirios e iraquíes, abandonaron hoy el lugar para emprender viaje caminando por la autopista hasta el país vecino, a más de 200 kilómetros, lo que obligó a las autoridades a cortar un tramo al tráfico.

Esa misma autopista había sido cerrada al tránsito hace dos días cuando otro grupo de refugiados pretendía llegar caminando a Suecia.

"La escuela de Froslev no es una cárcel y no está rodeada por una valla. Si el grupo de personas abandonan todas simultáneamente la escuela, adoptamos una estrategia de diálogo para hacerlos regresar", declaró en un comunicado Hans Roost, portavoz policial.

En tanto, las autoridades danesas negaron la entrada a puerto a un transbordador de la compañía Scandlines, procedente de Alemania que traía un centenar de refugiados a bordo, apelando a la falta de efectivos policiales y de intérpretes.

Tras la decisión de Alemania de permitir el paso de refugiados sirios, Dinamarca ha recibido en las últimas 72 horas casi 1.500 peticionarios, casi la mitad de la cifra registrada en todo septiembre de 2014.

De ellos solo una pequeña parte pidió asilo allí, mientras otros permanecen en centros de asilo.

El Gobierno danés mantiene contactos con las autoridades suecas para buscar una solución, aunque Estocolmo recordó que la normativa de Dublín, que regula la política de asilo de la UE, obliga a Dinamarca a hacerse cargo de ellos.

En tanto, entre la mañana de ayer y la de hoy ya habían pasado por Austria 6000 refugiados más, de los cuales unas pocas decenas permaneció en la república alpina y la inmensa mayoría busca llegar a Alemania.

Solo en las primeras horas de la mañana de hoy ingresaron casi 900 refugiados, informó a la radio pública austríaca ORF el portavoz de la policía austríaca, Patrick Maierhofer.