09/09/2015 crisis

"La prioridad es la atencin humanitaria", dijo el jefe del operativo en Munich

La ciudad de Munich, destino de los refugiados que ingresan a territorio alemán por la frontera sur desde Austria, se encuentra ya al "límite de su capacidad" de acogida, pero continuará brindado toda la ayuda humanitaria, según las autoridades.

Por Enviada especial

"La prioridad es la atención humanitaria, luego viene la cuestión legal de si los refugiados se quedarán aquí o no", afirmó hoy en declaraciones a Télam Christoph Hillenbrand, jefe de la administración regional de Alta Baviera y responsable del operativo de acogida en Munich.


De acuerdo con las últimas cifras que maneja Hillenbrand, Munich recibió ayer a unos 3.500 refugiados y hoy tienen prevista la llegada de 2.000 más. "Esta mañana otros 1.000 partieron hacia Dormund, en el Estado de Renania del Norte-Westfalia", apuntó.

El funcionario no pudo precisar el número concreto de refugiados que se han quedado en Munich porque la cifra, que supera las 25.000 personas, cambia constantemente debido a que se está llevando a cabo un redistribución.

Según la ley de cuotas, el estado de Baviera –el segundo más poblado después de Renania del Norte-Westfalia- tiene que quedarse con un 15% de refugiados, de los que un 5% corresponden a Munich.

"Hemos llegado al límite", dijo Hillenbrand, refiriéndose a las posibilidades que tiene la capital del Estado de Baviera para recibir refugiados de forma estable y permanente.

En ese sentido, sostuvo que se está "trabajando a nivel logístico con las autoridades de Austria para que los refugiados ya no pasen por Munich sino que sean redireccionados hacia otras zonas del país".

No obstante, Hillenbrand subrayó que Alemania está "haciendo frente a una crisis humanitaria y, por lo tanto, a todos los refugiados que sigan llegando se les dará comida, asistencia médica y un lugar donde dormir".

"Para nosotros en Baviera estamos ante un gran desafío que requiere un trabajo social y que hay que gestionar con una buena organización", indicó el responsable.

"Los campos de refugiados son sólo para afrontar la situación de emergencia. Las personas que se queden aquí en Alemania recibirán posteriormente la ayuda correspondiente", aseguró.

A pesar de esta responsabilidad asumida por las autoridades alemanas, Hillenbrand cree que es fundamental que la Unión Europea haga frente a esta crisis de forma conjunta.

Precisamente, hoy llegaron a Francia los primeros 200 refugiados procedentes de Munich, que fueron recibidos por los municipios de Champagne sur Seine y Cergy, en la región de París.

A medida que bajan de los trenes que llegan desde Austria, los refugiados se preguntan a dónde los llevan y qué será de ellos, mientras los voluntarios en la misma estación les ofrecen agua, algo de comida y abrigo.

Personal sanitario verifica rápidamente si alguno necesita atención medica inmediata, y luego los refugiados son llevados en colectivos hasta un centro situado en la zona norte de la ciudad, conocido como "Messe".

Allí deben esperar antes de ser redistribuidos en los campos de refugiados de la ciudad, y es en ese establecimiento donde les toman las huellas dactilares para registrarlos.

Los refugiados no están obligados a registrarse de forma inmediata, legalmente tienen dos semanas, explicó a Télam Simone Hilgers, vocera de la administración de Alta Baviera. Sin embargo, si se quedan deben hacerlo y esto los obliga a tramitar su asilo en Alemania, aclaró Hilgers.

Ésta es la duda que tienen muchos de los refugiados que bajan de los trenes en Munich pero que quieren seguir hacia otros países.

"Quiero ir a Suecia, no quiero ir a un campo de refugiados" dice a Télam un joven sirio que apenas se hace entender en inglés. Otros directamente se "escapan" del dispositivo institucional de acogida saliendo de la cola antes de subir a los colectivos que realizan los traslados a "Messe".

"Legalmente si llegaron a Alemania se tienen que registrar aquí, pero la policía hace lo que puede, no vamos a estar
persiguiéndolos", dice la vocera del gobierno regional, consciente que la situación de estas personas desesperadas que huyen de la guerra, el hambre y la miseria es, en algunos aspectos, incontenible.
etiquetas