02/09/2015 Francia

La justicia francesa archiv la causa por supuesto envenenamiento en la muerte de Yasser Arafat

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), quien falleció en 2004 en París, donde había llegado para tratarse por un trastorno gastrointestinal cuyas complicaciones derivaron en su muerte.

La Justicia francesa archivó hoy la causa que investiga un supuesto envenenamiento en la muerte del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yaser Arafat. 

Francis Szpiner, abogado de la viuda del histórico líder, Suha Arafat, informó sobre la decisión judicial en la red social Twitter y anticipó que su clienta piensa recurrirla.

Según un comunicado emitido por la Fiscalía de Nanterre, la decisión de archivar el caso se debe a la falta de pruebas suficientes sobre "la intervención de un tercero" en la muerte del líder palestino, informó la agencia de noticias EFE.

La investigación se abrió en 2012 en Francia, después de que Suha Arafat denunciara el hallazgo de polonio 210 -un elemento radioactivo y tóxico- en la ropa del emblemático líder cuando se abrió su tumba, aunque la denuncia no identificaba a ningún culpable sino que era contra "X".

La creencia de que podría haber sufrido un envenenamiento, fue manejada por su entorno desde el mismo momento en que Arafat abandonó la sede del gobierno palestino en Ramallah para atenderse en una clínica militar ubicada en los suburbios de París. 

Además, una investigación realizada por la cadena qatarí Al Jazzera en la que se llegaba a la conclusión que Arafat había sido envenenado con polonio reforzó la hipótesis. 

El histórico presidente palestino comenzó a sufrir síntomas de un trastorno gastrointestinal el 12 de octubre de 2004 y, tras una serie de complicaciones que agravaron su estado, fue trasladado desde Ramallah al hospital militar de Percy, cerca de París, donde murió el 11 de noviembre de ese año.

Los expertos a los que recurrieron los magistrados franceses rechazaron en dos ocasiones la tesis del envenenamiento, la última de ellas en marzo pasado, pero un grupo de científicos suizos sostuvo esa hipótesis como la "más coherente" para explicar su deceso.

La investigación judicial francesa se cerró el pasado mayo, fecha en la que los representantes de la viuda del ex dirigente acusaron a la Justicia gala de querer clausurar este caso "con precipitación y urgencia".