25/08/2015 Yemen

La Cruz Roja anunci que suspende temporalmente sus actividades en Adn tras el saqueo de su sede

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) anunció que ha suspendido temporalmente sus trabajos en la ciudad yemení, un día después de que un grupo armado irrumpiera y saqueara su sede en esa localidad, situada en el sur del país.

El portavoz de la Cruz Roja en Yemen, Adnan Hazem, aseguró que los saqueadores se llevaron varios vehículos además de abundante material.

En un comunicado, el CICR señaló que, como resultado del ataque, 14 de sus empleados fueron reubicados.

"No es la primera vez que tenemos un incidente de seguridad en Adén", denunció en la nota el responsable de la subdelegación del CICR en la ciudad, Samer Yaryuhi, que añadió que "ha habido 10 incidentes parecidos recientemente".

Yaryuhi destacó que esta situación "no es aceptable" y que por ello el CICR ha reubicado a su personal hasta que la situación mejore", según reportó la agencia de noticias EFE.

Entretanto, tres soldados saudíes murieron al impactar anoche varios proyectiles, disparados desde territorio yemení sobre sus posiciones en la frontera entre ambos países, informó hoy el Ministerio del Interior saudita.

El general Mansur al Turki, portavoz de Interior, aseguró en un comunicado que un puesto fronterizo fue blanco de bombardeos de artillería, mortero y misiles en la zona saudita de Yazan.

Este tipo de ataques son frecuentes desde el inicio, a finales de marzo, de una ofensiva lanzada por una coalición militar liderada por Arabia Saudita contra el movimiento rebelde chiíta.

Yemen está sumido en una guerra civil desde el pasado septiembre que enfrenta a las fuerzas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, exiliado en Arabia Saudita, y a los rebeldes chiítas hutíes y sus aliados, entre ellos el ex presidente Ali Abdullah Saleh.

En las últimas semanas, las fuerzas gubernamentales, que cuentan con el apoyo de una coalición árabe liderada por Arabia Saudita, han logrado recuperar terreno a los rebeldes, que controlan el norte del país y la capital Sanaá.