16/08/2015 teatro Tabars

Linda Peretz, a punto de cumplir 15 aos con "No ser feliz, pero tengo marido"

La actriz, de larga trayectoria en teatro y TV, está por cumplir 15 años con su espectáculo "No seré feliz pero tengo marido", sobre texto original de Viviana López Thorpe y dirección de Manuel González Gil, un récord de permanencia en el teatro argentino.

Estrenada en 2002, fue aplaudida también en España, México, Brasil, Chile, Uruguay, Venezuela, Colombia, Paraguay, Bolivia y Estados Unidos, vuelve a verse en el teatro Tabarís, Corrientes 831, con funciones de miércoles a sábados a las 21 y domingos a las 20.

"Respecto del espectáculo original, quedó toda la esencia, porque es respetado el libro de Viviana y la adaptación y dirección que realizó Manuel; como yo incorporé el hablar con el público, cada función tiene una impronta muy particular que se condiciona a los espectadores de cada día y se convierte en una experiencia única e irrepetible", dijo la actriz en diálogo con Télam.

-¿Cómo es esa relación con el público?
-Excelente, porque ellos devuelven inmediatamente mi onda positiva y se establece un diálogo amoroso con el público.

-¿Tiene incumbencia el director González Gil a esta altura?
-Sí, claro, él ve cada tanto la obra y realiza correcciones si fuera necesario, que desde luego yo las respeto, porque él tiene la visión desde la platea.

-¿Creés que esta obra ha influido en otros unipersonales, sobre todo en los referidos al género femenino?
-Seguramente, siempre todo influye con todo, con 15 años de permanencia tiene que haber alguna influencia.

-¿Sentís que este espectáculo te ha encasillado y te impide realizar otras tareas, tanto en teatro como en TV?
-No, porque realicé funciones para niños con la Flaca Escopeta, estuve en las obras teatrales "Mix", "Las chicas del calendario" y en "Lifting", una sátira sobre las cirugías estéticas, y como directora en "El ave", un espectáculo lírico musical.

-¿Pensás que lo tuyo pasa por esa suerte de performance en que devino "No seré feliz..."?
-Mi trabajo es entender y elaborar un personaje desde adentro y desde afuera y como este espectáculo me da permanentemente satisfacciones, vuelvo a él muy agradecida porque me permite un contacto con el público más directo, y su proyección me llevó a muchos lugares del mundo, como España, México y Estados Unidos.

-¿En qué se diferencia la Linda de 2002 con la actual?
-Bueno, tengo 15 años más y me han pasado cosas como a toda persona, con lo cual me he enriquecido y al mismo tiempo he enriquecido al personaje también. Toda la experiencia la vuelco arriba del escenario y la obra me la va devolviendo, todo trabajo en escena es enriquecedor.

-¿Cómo es tu experiencia directriz con "El ave" (teatro La Comdia, viernes a las 21.15, sábados a las 23.15)?
-Maravillosa, ahí pude depositar todo mi caudal recogido de tantos años de escuchar música lírica y plasmarla en un espectáculo y el haber conocido a Joaquín Soffredini, que es un contratenor con una voz extraordinaria.

-¿Aspirás a algún papel emblemático del teatro universal para que sea "el papel" de tu vida?
-Todos son y fueron los papeles de mi vida, así los tomo cuando los recibo. Los amo de la misma manera, pero igual me gustaría hacer la Margo Channing de “La malvada”, que hizo Bette Davis, me parece un personaje extraordinario.