21/07/2015 Espaa

La Justicia espaola confirm la fianza millonaria para Rato, quien denuncia una "cacera poltica"

Por medio de la medida cautelar dictada por el juez Antonio Serrano Artal, se considera que "existen datos suficientes" de que Rato "pudo incurrir" en la supuesta comisión de las infracciones penales que se le imputan.

La Justicia española desestimó hoy un recurso de apelación presentado por el ex vicepresidente español y ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, contra la fianza de 18 millones de euros que se le impuso en el marco de una investigación por delitos fiscales por la que tendrá que declarar mañana.


"Se me ha sometido a una cacería política nunca vista", dijo Rato en declaraciones al canal de televisión Cuatro, mostrando su indignación por la citación judicial y las medidas en su contra. 

"Soy un ciudadano que no sabe de qué ni quién le acusa porque nadie se hace responsable", añadió el otrora poderoso ministro español, que está imputado en varias causas judiciales relacionadas con corrupción. 

La Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid confirmó hoy las medidas cautelares dictada contra Rato por el juez de instrucción número 31, Antonio Serrano Artal, al considerar que "existen datos suficientes" de que el ex jefe del FMI "pudo incurrir" en la supuesta comisión de las infracciones penales que se le imputan. 

Rato, quien tendrá que declarar mañana en el marco de esta causa por la que fue detenido fugazmente el pasado 16 de abril, tiene bloqueadas todas sus cuentas, fondos de inversión y activos inmobiliarios, aunque estas medidas cautelares pueden ser levantadas si paga la millonaria fianza que se le impuso. 

En su resolución -a la que tuvo acceso Télam-, la Audiencia Provincial sostiene que estas medidas son "adecuadas" ya que, a pesar de que "la investigación es incipiente", se advierte "la complejidad del asunto", que deriva del "entramado de sociedades mercantiles dirigidas y gestionadas directa o indirectamente" por el ex ministro, y de los "numerosos terceros que han podido intervenir y tener participación en este entramado".

El tribunal expone que la Fiscalía Anticorrupción denunció al banquero y dirigente conservador en relación con tres infracciones: delito contra la Hacienda Pública (evasión), blanqueo de capitales y insolvencia punible, pero que por el momento descarta este último. 

Sin embargo, en su última resolución, el juez Serrano Artal sólo aprecia delitos de evasión fiscal. 

Este caso se precipitó después de que la prensa española sacara a la luz que el que ex vicepresidente y ministro de Economía durante el gobierno de José María Aznar (1996-2004) figuraba en la lista de 705 personas investigadas por el Servicio Ejecutivo de Prevención y Blanqueo de Capiales (Seplac) de todas las que se habían adherido a la amnistía fiscal del actual Ejecutivo de Mariano Rajoy. 

El informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), que sustentó el arresto de Rato apreciaba delitos fiscales, blanqueo y alzamiento de bienes. 

No obstante, la inspectora jefe de la ONIF, Margarita García-Valdecasas, se desmarcó ayer de ese informe al prestar declaración ante el juez, que llamó a declarar a Rato por delitos fiscales. 

"La ONIF no ratifica el informe pero se han tomado las medidas cautelares más extremas", se quejó hoy Rato. 

"Es una decisión política nunca vista desde 1977. Es el uso del Estado para sus vendettas políticas", agregó.

El ex jefe del FMI está imputado también en otras dos causas: un presunto fraude en relación con la salida a Bolsa de Bankia, entidad que presidió, y por el uso indebido de "tarjetas en negro" en ese banco y en su predecesor, Caja Madrid. 

Rato, que niega haber cometido delito alguno, fue expulsado del derechista Partido Popular (PP), del que llegó a ser un gran referente al punto que había sido señalado como sucesor de Aznar.