20/07/2015 informe

La OIT asegur que recortar la proteccin de los trabajadores no redunda en un mayor crecimiento

La Organización Internacional del Trabajo aseguró que el recorte de la protección de los trabajadores "no redunda en mayor crecimiento" y analizó el impacto de las reformas laborales sobre el empleo.

El estudio explicó que cuando la crisis financiera mundial llegó a su punto más crítico en 2008, en especial algunos paí­ses europeos introdujeron cambios legislativos que redujeron el nivel de protección de los trabajadores en el contexto de "un margen fiscal restringido y un creciente desempleo, aunque aseguraron que ello ayudarí­a a estimular crecimiento económico y creación de empleo".

"Sin embargo, no hay relación alguna entre una menor protección de los trabajadores y el mayor crecimiento", sostuvo el organismo.

El informe "Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2015: El empleo en plena mutación", que analiza datos de 63 paí­ses, incluyendo las economí­as más avanzadas y diversas naciones de Africa, Asia y América Latina en los últimos veinte años, constató que "aquella menor protección no estimula más empleo".

"La regulación del trabajo puede ofrecer protección a los trabajadores sin perjudicar la creación de empleo", aseguró Steven Tobin, uno de los autores del informe del organismo tripartito.

La fuerza relativa de la legislación laboral en determinado paí­s no tiene efectos positivos ni negativos sobre las tasas de empleo y desempleo, según todos los datos econométricos uniformes de los países avanzados, de los emergentes y de los en desarrollo.

"El informe demostró de forma clara que, bien elaborada, la regulación laboral puede ofrecer protección a los trabajadores sin perjudicar la generación de empleo", afirmó Tobin.

El estudio destacó la importancia de concebir una regulación en función de la situación económica y el mercado laboral de un paí­s y sostuvo que "las regulaciones demasiado liberales pueden ser tan contraproducentes para el crecimiento económico, la creación de empleo, la igualdad y la cohesión social como las muy rígidas".

"De la misma manera, un sistema judicial eficaz es fundamental para garantizar que la legislación del trabajo sea efectivamente aplicada. Además, las polí­ticas adoptadas sobre esas normas laborales equilibradas tienen mayores probabilidades de producir resultados cuando el diálogo social entre poderes públicos, empleadores y trabajadores halla el camino a seguir", subrayó.

También ratificó que reducir la protección de los trabajadores no disminuye el desempleo; que los cambios mal concebidos que debilitan esa legislación tienden a ser contraproducentes a corto y largo plazo y que hallar el equilibrio perfecto depende de "las caracterí­sticas estructurales de cada país y del ciclo económico".

"Es indispensable que las organizaciones de empleadores y de trabajadores participen en el proceso de reforma", concluyó Tobin.
etiquetas