15/04/2015 programa nuclear

El G7 apoya el pacto preliminar con Irn y supedita el levantamiento de las sanciones al acuerdo final

Los cancilleres del Grupo G7, reunidos en Lubeck, Alemania, expresaron su respaldo al preacuerdo por el programa nuclear y señalaron que, en caso de cerrarse este proceso positivamente en junio, llevará a un levantamiento de las sanciones que pesan sobre la República Islámica.

El preacuerdo, logrado en Lausana (Suiza) a principios de abril, establece una "limitación" del programa nuclear iraní que permita establecer garantías de que ese país no desarrollará armas atómicas, recuerda el documento final aprobado en Lubeck (norte de Alemania) por los ministros del G7.

Los negociadores del 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China, Rusia y Alemania) y Teherán esperan que del preacuerdo se pase a una "solución definitiva" para el 30 de junio, recuerda un texto de los cancilleres que llama a Irán a facilitar una verificación completa del proceso por parte del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

El comunicado alude también al levantamiento de las sanciones impuestas por la Unión Europea, Washington y el Consejo de Seguridad de la ONU, condicionado a que se complete ese acuerdo.

Este es un punto de particular fricción entre las partes, ya que el líder supremo iraní, Alí Jameneí, advirtió la semana pasada que el fin de las sanciones constituye "una condición" para lograr un acuerdo y de ningún modo será "el resultado de la aplicación del mismo".

La cita de los ministros del G7 (integrado por Alemania, Reino Unido, Italia, Francia, Japón, Canadá y Estados Unidos) se considera el preámbulo de la cumbre de los líderes de las siete potencias que tendrá lugar el 7 y 8 de junio, en Elmau (Baviera)
El cónclave apremió también a Rusia a ejercer su influencia sobre los separatistas pror rusos y a contribuir a desactivar el conflicto de Ucrania en el este de la ex república soviética, al tiempo que reiteró su condena a la anexión de Crimea (marzo de 2014).

"Esperamos particularmente de Rusia que haga uso de su considerable influencia sobre los separatistas para que cumplan los acuerdos de Minsk", apunta el comunicado final de la reunión.

En el mismo apartado referido a Ucrania, el primero de las 17 páginas del documento, se insiste asimismo en que "todas las partes" implicadas en el conflicto deben actuar "con responsabilidad" para lograr la implementación de esos acuerdos, suscritos el pasado 12 de febrero, en especial en lo que concierne al alto el fuego.

El texto consensuado entre los ministros de las siete potencias ratifica la voluntad de mantener abierto "el diálogo con Rusia", pero vincula el levantamiento de las sanciones internacionales contra Moscú al cumplimiento de los acuerdos de Minsk.

Por último, los cancilleres se comprometieron a "contribuir activamente" en la lucha "contra el terrorismo yihadista" y condenaron las "atrocidades" perpetradas por el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak o Boko Haram en Nigeria.

"Condenamos con toda rotundidad los ataques, atrocidades, asesinatos y abusos perpetrados por el EI", apunta el documento que expresa el pleno respaldo a la coalición internacional -integrada por 60 países- contra esa corriente "ideológica violenta", que viola los derechos humanos y "destruye el patrimonio cultural y religioso" ahí donde actúa.

La declaración hace hincapié en los estragos cometidos por el yihadismo en Siria e Irak y expresa también la "consternación" del grupo por el deterioro de la situación en Yemen.

En los distintos capítulos del documento se incluye la condena por los recientes atentados terroristas en Túnez, así como en Garissa, París y Copenhague, al tiempo que se llama a la comunidad internacional a estrechar la cooperación antiterrorista.
etiquetas