13/04/2015 Vaticano

Francisco recibi a la embajadora ante la ONU y coincidieron en que "no queden impunes" los crmenes cometidos en conflictos armados

“El Papa apoya plenamente el compromiso por hacer respetar los derechos humanos violados en el mundo y se suma en especial a quienes trabajan para poner fin a la violencia contra los niños y las mujeres durante los conflictos”, afirmó María Cristina Perceval tras el encuentro en el Vaticano.

El Papa recibió en el Vaticano a la embajadora argentina ante las Naciones Unidas, María Cristina Perceval, con quien coincidió en "la necesidad de que los crímenes cometidos en contextos de conflicto armado no queden impunes".

“El Papa apoya plenamente el compromiso por hacer respetar los derechos humanos violados en el mundo y se suma en especial a quienes trabajan para poner fin a la violencia contra los niños y las mujeres durante los conflictos”, afirmó Perceval tras el encuentro.

En declaraciones al periódico del Vaticano L'Osservatore Romano tras la entrevista, Perceval afirmó que en el encuentro con el sumo pontífice hablaron sobre "la cultura del respeto, la reconciliación, la tolerancia, la paz, y la necesidad de que los crímenes cometidos en contextos de conflicto armado no queden impunes".

La embajadora también le manifestó al Papa que la mayoría de las víctimas de la violencia en ámbitos de conflicto son en su mayoría vulnerables –niños, mujeres, pobres y miembros de minorías étnicas y religiosas, y el pontífice insistió en que estas víctimas, más que culpabilizadas y discriminadas, deberían ser ayudadas a reintegrarse en sus familias y su sociedad.

Perceval se reunió con el Papa acompañada por la representante especial de las Naciones Unidas sobre Violencia Sexual en ámbitos de conflicto y post-conflicto, Zainab Hawa Bangura; la representante especial del secretario general para la cuestión de los niños y los conflictos armados, Leila Zerrougui; y Julienne Lusenge, la presidenta de Solidaridad Femenina para la Paz Integral y el Desarrollo, una red de más de 40 organizaciones de la República Democrática del Congo que trabajan en la región de los Grandes Lagos de África.